La Junta no descarta confinamientos parciales y mascarillas obligatorias como en Cataluña

Moreno puntualiza que todavía no es necesario aislar ningún territorio por los rebrotes

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha asegurado que el equipo técnico dedicado a la crisis sanitaria “nunca” descarta confinamientos parciales para frenar rebrotes, aunque ha recalcado que “ahora” no son necesarios en ningún punto de la región.

Moreno ha hecho estas consideraciones a preguntas de los periodistas durante un acto en Guadix (Granada) en el que ha recalcado que la Junta "nunca" ha descartado un confinamiento parcial, pero que las cifras de positivos que han arrojado hasta ahora las PCR practicadas no apuntan hacia ese camino.

“Las decisiones que tengamos que adoptar para prevenir y evitar el contagio las vamos a tomar, cuesten lo que cuesten y por muy dolorosas que sean”, ha destacado el presidente andaluz.

Moreno ha añadido que se han estudiado los brotes de la provincia de Granada, diez de los diecisiete registrados en Andalucía, pero que tanto el equipo técnico como los rastreadores consideran que todos están controlados, por lo que se ha descartado también de momento cualquier medida de confinamiento parcial.

"Ahora mismo no es necesario pero si lo fuera, tomaríamos la decisión de un confinamiento parcial", ha reiterado Moreno, quien ha adelantado que los especialista están muy pendientes de cada brote.

También ha explicado que la Junta no descarta seguir el ejemplo catalán y convertir en obligatorio el uso de mascarillas en cualquier espacio público, aunque ha vinculado esa decisión a la propia evolución epidemiológica.

"No me parece una idea que haya que desechar, tal como están los acontecimientos", ha resumido Moreno.

El presidente andaluz también ha subrayado que pese a que Andalucía ha registrado "muchos brotes", son todos reducidos y no han generado una incidencia hospitalaria ni clínica preocupantes.

También ha explicado que la Junta estudia la petición de algunos sectores de modificar la distribución de los municipios en distritos sanitarios, una reorganización que ha adelantado se analiza desde el punto de vista de la eficacia en la atención y en el contexto de la actual “lucha permanente” contra la pandemia.