Moreno ofrece a Díaz ampliar los recursos en sanidad y educación, si se suma a la reclamación de más fondos a Sánchez

El popular acusa a la socialista de que sólo está preocupada por "subsistir" y ésta le reprocha a él que intente tapar su crisis de gobierno convirtiendo el Pleno en "un cuadrilátero de boxeo"

“Me comprometo a ampliar hasta dónde quiera los recursos de sanidad y educación, si usted es capaz de comprometerse con este Gobierno en reivindicar lo que nos pertenece como andaluces”. Ésta es la oferta que el presidente de la Junta, el popular Juanma Moreno, le ha hecho hoy a la líder de la oposición en la comunidad, la socialista Susana Díaz, para pedirle luego que se sume a “reclamarle a Sánchez -Pedro, el presidente del Ejecutivo central-” que tenga en cuenta en el reparto territorial de los 140.000 millones que llegarán a España procedentes de la Unión Europea, “estos tres criterios: la población, que me parece fundamental porque hay que dar cobertura sanitaria a 8,5 millones; el PIB, para que las comunidades más pobres no salgamos penalizadas; y el desempleo”.

Ha sido en el último Pleno celebrado en el Parlamento regional antes del cierre del actual periodo de sesiones en el que ambos han vuelto a sintentizar rencores y a acusarse mutuamente de mentir en torno a cuestiones como el número de PCR que se han realizado en la región o el de rastreadores reales que intentan cercar a la Covid-19.

Díaz ha advertido en su primer turno de palabra de que no se puede “dar una imagen falsa de seguridad”, ya que los ciudadanos tienen que mantener “precaución” y “prudencia” y ha formulado una batería de interrogantes relacionados con la sanidad y la educación.

Pero Moreno le ha replicado que no quería respuestas, sino “subsistir”. “Si quisiera información”, ha apostillado, “por qué no aceptó la propuesta que le hice, de que el consejero de Salud -Jesús Aguirre- durante todas las semanas tuviera una reunión, un encuentro, para darle información detallada al momento y escuchar sus propuestas”, ha lanzado. “Si lo que le importa de verdad no es desgastar al Gobierno andaluz o intentar sobrevivir dentro de la marea interna en la que vive” y no “se le caen los anillos por ir a ver a un consejero, por qué no se sienta y también lo hacemos con el de Educación”, ha martilleado.

El máximo dirigente del Gobierno autonómico ha reprochado a Díaz el que haya aseverado en los medios que “Andalucía era la comunidad que más brotes tenía de España, generando una sensación de alarma y caos”. “No nos ayuda que vaya por ahí dibujando un panorama caótico, porque no es verdad”, ha disparado, para anotar que en la actualidad existen “27 brotes controlados o en fase de investigación y se han superado otros 14″. “Somos ahora mismo el 10% de todo el contagio nacional, a pesar de tener el 20% de la población, se lo digo para se sitúe en la realidad”, ha deslizado.

Moreno ha asegurado desde su escaño que la Junta hace “todo lo que está en su mano” y está “poniendo toda la carne en el asador, dentro de los recursos” que tiene para paliar los efectos de la pandemia. Y ha insistido: “Si quiere que hagamos más, necesitamos más recursos que los tiene el Estado por disposición de la UE, simplemente ayúdenos a que llegue lo que nos corresponde como andaluces”. En ese punto, ha vuelto a instar a la dirigente socialista a “pasar de la pasividad y de la confrontación, que no le van a traer votos,” para ponerse “del lado de Andalucía”.

5,5 millones en multas por no depurar

La aludida, también ha empleado trucos discursivos y artillería pesada. “Cuando un presidente de la Junta tiene que recurrir al insulto en cada sesión de control a la oposición es que no tiene respuestas para dar”, ha arrancado su segundo turno de palabra. Ha calificado de “lamentable” e “impresentable” el hecho de que conteste a cuestiones concretas con “faltas de respeto”, lo que ha considerado “propio de” la ausencia de “solvencia” de alguien que “manda a todo el mundo a trabajar”. Entiende, y así lo ha manifestado, que esa carencia, junto a “la falta de rigor” y “a la verdad”, no se van a desvanecer “por utilizar las sesiones -parlamentarias de control al Gobierno autonómico- cada 15 días intentando intimidar a la oposición” o a ella misma.

A juicio de la secretaria general del PSOE-A, Moreno tiene “un problema”. “Está en una crisis de gobierno que ha querido tapar convirtiendo hoy el Pleno del Parlamento de Andalucía en un cuadrilátero de boxeo”, ha condensado. De ahí que, desde el inicio de sus alocuciones, haya dirigido “ataques frontales al PSOE” y a ella para “tapar su debilidad, su inseguridad, la dependencia de la ultraderecha y la situación en la que se encuentra su socio de gobierno -Ciudadanos-”, ha recalcado.

El presidente de la Junta le ha afeado los “recortes” que hizo cuando estaba a los mandos de San Telmo y ha desvelado que hoy les ha llegado “un oficio del Estado para que pagamos -antes de este 30 de julio- 5 millones y medio de multas por no depurar las aguas residuales”. Abonan “todos los días”, ha dicho, “facturas de su incapacidad y su indolencia en la gestión”.

El popular ha recordado que cuando su sitio era la oposición, “aunque estuviera gobernando Mariano Rajoy, defendía el criterio de población” para la distribución de fondos a los territorios. “Aquí la única que ha cambiado de criterio, de política y en la defensa de Andalucía, es usted señora Díaz”, ha rematado.