Coronavirus

Quinientas medidas para reconstruir la Andalucía post-covid, sin el PSOE ni Adelante

La comisión para la recuperación económica del Parlamento presenta su dictamen, que admite enmiendas hasta el viernes, con reproches a los dos partidos que no han participado

El presidente de la comisión de estudio sobre la recuperación económica y social de Andalucía a causa de la pandemia del Covid-19 y diputado de Vox, Manuel Gavira, presenta el dictamen de la comisión
El presidente de la comisión, Manuel Gavira, junto a la diputada Ana Vanesa García momentos antes de presentar el dictamen en el ParlamentoMaría José López Europa Press

Tres meses después de constituirse, la «Comisión de estudio sobre la recuperación económica y social de Andalucía» presentó ayer su dictamen final: un documento con 500 medidas en las que han participado más de un centenar de agentes sociales. La última sesión sirvió para evidenciar aún más la flagrante ausencia de dos partidos, PSOE y Adelante, a los que el resto volvieron a invitar a «abandonar sus vacaciones» y «ponerse a trabajar». «Andalucía no parte en esta crisis en las mismas condiciones que el resto de comunidades autónomas, sino que parte de una situación de desventaja», según admitió el presidente de la comisión, Manuel Gavira (Vox), antes de presentar el amplio texto. El PSOE-A volvió a justificar su incomparecencia apoyándose en que la comisión es «un verdadero esperpento» por estar presidida por Vox, «partido que votó en contra» de su creación –y que ha vuelto a sustituir el término violencia de género por «violencia intrafamiliar»–.

En la sesión intervinieron representantes de todos los grupos, que coincidieron en volver a llamar la atención de los ausentes. Para el portavoz del PP, José Antonio Nieto, «toda la izquierda andaluza renunció a su responsabilidad y le dio la espalda a la sociedad andaluza, una sociedad que sí aportó lo mejor que tenía acudiendo al Parlamento». Desde Vox, Alejandro Hernández lanzó un mensaje a ambos, recordándoles que «aún estarían a tiempo socialistas y revolucionarios antisistema para incorporarse a los trabajos de esta comisión», elaborando las enmiendas que pueden presentarse hasta el viernes próximo. Hernández admitió, sin embargo, «estar cansado de tender la mano para que nos escupan sus insultos». «Es evidente que entre sumar y trabajar por Andalucía y por España o trabajar por intereses partidistas han optado por lo segundo», criticó.

Desde Cs, también hubo un toque de atención a PSOE y Adelante, denunciando «su irresponsabilidad, su pereza, su tacticismo político y su antiandalucismo». Su representante en la comisión, Fran Carrillo, les afeó que estuvieran «de vacaciones y en la playa» cuando «la sociedad andaluza ha venido a pedirles ayuda».

Las medidas propuestas abarcan cuatro grandes ámbitos: sanidad, reactivación económica, políticas sociales y medidas de carácter estatal, analizadas en las cuatro subcomisiones creadas para ello. En su intervención inicial, Gavira hizo un recorrido por las principales necesidades de la comunidad, entre las que citó el paro, la eliminación de las trabas administrativas, la necesidad de activar políticas para repoblar las zonas rurales o las mejoras en la sanidad pública. En este sentido, insistió en que «estar en una pandemia no es óbice para reducir derechos». El documento incluye propuestas para mejorar la atención sanitaria y eliminar servicios y gastos «innecesarios», mantener el doble circuito en la sanidad para posibles casos de covid o establecer una «frontera de protección microbiológica» para detectar enfermedades infecciosas en las entradas al país, algo para lo que se requiere la participación del Gobierno. En este ámbito, también se pide la coordinación con el resto de comunidades o el impulso de la industria para fabricar material sanitario, así como establecer planes de derivación en centros geriátricos o una enfermería escolar en colegios e institutos.

En el segundo bloque, el de reactivación económica, las medidas se encaminan a impulsar el tejido productivo, activar planes de choque para sectores dañados como el turismo, la cultura o el ocio y eliminar trabas administrativas, además de abordar la digitalización y la reforma de la Ley de financiación autonómica «mientras se mantenga la actual organización territorial del Estado», una coletilla que deja entrever la mano de Vox. El tercer y cuarto bloques reclaman la colaboración con el tercer sector para combatir la pobreza, con ayudas y viviendas sociales y demandas al Ejecutivo estatal para aumentar los fondos destinados.