Sindicatos alertan de que el Servicio Andaluz de Salud “no pagará” a su personal la productividad de 2019

Se le adeuda el 10% del complemento al rendimiento profesional a cerca de 100.000 profesionales

Profesionales sanitarios en el Hospital de Emergencia Covid de Sevilla
Profesionales sanitarios en el Hospital de Emergencia Covid de SevillaJunta de Andalucía

Los sindicato CC OO, UGT y CSIF denuncian que en la Mesa Sectorial de Sanidad de hoy el Servicio Andaluz de Salud (SAS) “ha reconocido que no va a pagar a sus cerca de 100.000 profesionales el 10% del complemento al rendimiento profesional (CRP) de 2019 que aún faltaba por abonar y que deberían haber cobrado en 2020”.

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC OO de Andalucía mantiene que, hasta ahora, el SAS ha respondido a las preguntas de los sindicatos sobre el CRP que “estaban estudiando” cuándo lo iban a pagar e incluso llegaron a dar una fecha probable o posible de abono, que “se incumplió”. Sin embargo, explica en un comunicado, que en la Mesa Sectorial -también integrada por Satse y el Sindicato Médico de Andalucía- de este lunes, a preguntas directas de CC OO, la Dirección General de Personal del SAS “ha confirmado que no va a pagar la cantidad que debe a su personal” que, según la información que maneja esta organización sindical, “se tratan de entre 18 y 20 millones de euros”.

“Y nos los dejan de pagar justo el año en que mayores esfuerzos han hecho todos los profesionales de la sanidad pública frente a la Covid-19, muchas veces sin medidas de protección adecuadas”, asevera el portavoz de la FSS-CC OO Andalucía, Rafael González. “Se pusieron la medalla de dar una paga covid y ahora resulta que esa paga ha salido de los propios bolsillos del personal, del CRP que dejan sin pagar”, añade el dirigente sindical, que anuncia que CC OO “va a tomar cuantas medidas sean necesarias para reclamar estas cantidades”.

Por su parte, UGT señala que el SAS “ha perpetrado un atraco a sus trabajadores al confirmar que no pagará el resto del CRP de 2019 que les debe”, para añadir que las cantidades adeudadas “son superiores, en algunos casos, a los 500 euros” y que personalmente el consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre, “se comprometió durante los primeros meses de la pandemia a que iban a cobrar el 100% integro debido al tremendo esfuerzo realizado por todos y cada uno de los profesionales”.

El sindicato recuerda que el primer semestre de 2020 “pagaron el 35% de las cantidades que están acordadas en la normativa que regula nuestras retribuciones y el último trimestre de 2020 debían de pagar el 65% restante, pero a esas cantidades le quitaron -alegando problemas sin concretar- el 24% de ese 65%”, y agregando que “ha reclamado varias veces a la Administración que concrete cuando iban a pagar el resto, pero hoy han respondido que se ha pagado lo presupuestado y que no hay mas”.

“Es absolutamente inaudito este comportamiento, nunca antes visto, y es que a unos 115.000 trabajadores se les diga que no pagamos lo que te debemos y me quedo tan a gusto, es una auténtica sinvergoncería que la Consejería de Salud debe de corregir o presentar su dimisión”, aseveran desde UGT, que explican que ha respondido en la Mesa Sectorial que “abandonamos el pacto firmado que garantizaba el cobro de ese complemento y desde hace unos días se ha emprendido una campaña de reclamaciones judiciales gratuitas para que nos paguen lo que es nuestro”. “Nos parece absolutamente vergonzante que miles de profesionales tengan que recurrir a los tribunales para cobrar lo que ya se han ganado en su puesto de trabajo”, han finalizado.

Por último, desde el Sector de Sanidad de CSIF Andalucía “rechazan completamente” este extremo, al tiempo que han añadido que “van a denunciarlo por vía administrativa”. Ya a finales de enero, este sindicato advirtió al SAS, en el marco de la Mesa Sectorial, de que “no toleraría que el abono del 15% que quedaba por pagarse aún del CRP correspondiente a 2019 pasase a engrosar la deuda histórica que ya tenía contraída con sus profesionales desde hacía ocho años”, y le instó a pagarlo “de manera inmediata”.