Vox se mueve para forzar las elecciones en la “secuestrada” Granada

La formación de Abascal registra cinco iniciativas en el Parlamento andaluz para pedir la disolución de la corporación local, siguiendo el precedente de Marbella

Macarena Olona, Onofre Miralles y Manuel Gavira, todos de Vox, hoy en Granada
EUROPA PRESS
15/06/2021
Macarena Olona, Onofre Miralles y Manuel Gavira, todos de Vox, hoy en Granada EUROPA PRESS 15/06/2021 FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

«Desde el pasado 8 de junio un solo hombre mantiene secuestrado el Ayuntamiento de Granada», ha afirmado hoy la diputada y secretaria general del Grupo de Vox en el Congreso, Macarena Olona, y ha añadido: «El secuestrador se llama Luis Salvador –el alcalde de la ciudad, de Ciudadanos (Cs)–», quien desde esa fecha, «ha asumido que cuanto más lo necesita la ciudadanía, más está pensando en su propio interés y en mantenerse a toda costa en la poltrona pública», ha disparado.

El consistorio está inmerso en una crisis que ha llevado al regidor a gobernar con un único concejal de su partido, José Antonio Huertas, tras la ruptura del pacto con el PP y la salida del resto del equipo de gobierno. En ese contexto, la formación que comanda Santiago Abascal ha propuesto una «vía legal que permitirá devolver la voz al pueblo», en palabras de Olona y que pasa por recurrir a un precedente: el de la localidad malagueña de Marbella.

La diputada nacional ha expuesto que «el artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen Local, desde 1985 vigente, solamente ha sido aplicado en España en una ocasión», el de la disolución de la corporación local marbellí en 2006 por motivos de corrupción urbanística, y «estudiados» el real decreto ligado a aquella ocasión, y «singularmente el dictamen emitido por el Consejo de Estado», a juicio, de Vox «concurren todos y cada uno de los requisitos» que entonces permitieron que el Consejo de Ministros deshiciera el Ejecutivo local. Aunque hay una diferencia, según ha puntualizado, en aquel momento «restaba menos de un año para que se celebrase la fecha ordinaria de las elecciones municipales en España» y ahora el periodo de tiempo sería mayor, por lo que ha instado a celebrar comicios «parciales» en Granada en un «plazo máximo» de tres meses.

Para lograr ese objetivo, el portavoz del partido en el Parlamento autonómico, Manuel Gavira, ha explicado la batería de iniciativas que su grupo ha registrado en la Cámara: dos proposiciones no de ley (PNL), una en pleno y otra en comisión, dos preguntas orales en pleno, de las que «seguramente la semana que viene se sustancie una de ellas»; y, por último, ejercerán «el derecho de petición», recogido en «la ley orgánica 4/2001», con el fin de que «el Consejo de Gobierno de la Junta dicte un acuerdo que se eleve al Consejo de Ministros, previo acuerdo favorable del Senado», para que «el Gobierno de España» actúe. Gavira ha recordado que tardaron «tres días» en hacerlo y en disolver el Ayuntamiento en Marbella y ha mantenido que, si en Granada no hay como allí «imputados ni condenados», existe otro «problema»: el «bloqueo» de la Administración local «cuyas consecuencias sufren los habitantes» de la ciudad.

Preguntado por si el Gobierno regional está obligado a tramitar su propuesta ha admitido que no, si bien, ha hilado que, si no insta a Madrid a mover ficha «tendrá que dar debida cuenta a los granadinos de por qué no adopta una solución legal que le propone un grupo en el Parlamento de Andalucía». Por su parte, el portavoz de Vox en el consistorio, Onofre Miralles, ha lamentado que la capital granadina se haya convertido en el «bochorno» y la «vergüenza nacional».

Del lado de Ciudadanos, su portavoz estatal, Edmundo Bal, ha tildado de «disparatada» la propuesta de la formación de Abascal que, ha augurado, quedará en nada porque es una potestad del Gobierno central cuando una corporación infringe gravemente sus obligaciones constitucionales, no por quedar en minoría, según ha recogido la agencia Efe.