Apuestan por la recuperación ambiental de los terrenos de minería histórica de Huelva

Estas restauraciones supondrán una mejora de la calidad de vida del territorio de los municipios de la Faja Pirítica Ibérica

Vista aérea de la zona de la mina de Riotinto
Vista aérea de la zona de la mina de RiotintoLa RazónLa Razón

La patronal minera Aminer, la Diputación de Huelva y los regantes de Huelva han apostado por la recuperación ambiental de los terrenos degradados como consecuencia de la minería histórica en Faja Pirítica Ibérica contribuyendo al desarrollo socioeconómico de la comarca de la Cuenca Minera onubense.

Lo han hecho en el marco de una reunión en la que han participado la presidenta de la Diputación, María Eugenia Limón, la gerente de la patronal minera (AMINER), Priscila Moreno; Juan A. Millán Jaldón y Jorge Forné, en representación de la Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva (COREHU); Laura Pichardo y Manuel Domínguez, de Aguas Urbanas Mancomunidad MAS-GIAHSA.

Limón ha señalado la necesidad de recuperar este territorio y ha recordado que la Diputación acordó por unanimidad en el pleno del pasado mayo instar a la Junta de Andalucía a la ejecución inmediata de un plan de restauración de zonas mineras degradadas por operaciones históricas en la cuenca del río Odiel.

“Nuestro objetivo como gobierno provincial es conseguir la recuperación medioambiental, empezando por mejorar la calidad del agua de la futura presa de Alcolea, de acuerdo con las propuestas de organismos científicos y técnicos, como la realizada por el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva”.

Estas restauraciones supondrán una mejora de la calidad ambiental del territorio de los municipios de la Faja Pirítica Ibérica afectados por los pasivos mineros históricos, así como la puesta en valor de minas abandonadas que se convertirán en un atractivo para inversores.

Todos han coincidido, asimismo, en la necesidad de mejorar la calidad de las aguas de los ríos Chanza y Odiel, reduciendo los lixiviados de minas y canteras abandonadas; en cuanto al Río Tinto, se ha considerado un tratamiento diferenciado dada su especial condición natural.

Priscila Moreno, gerente de Aminer, ha destacado que los proyectos mineros en activo tienen el compromiso de reducción de la carga contaminante que está fijada en las respectivas autorizaciones ambientales unificadas de las compañías que actualmente operan en la provincia, “lo que supone una oportunidad para revertir impactos del pasado”.

En este sentido, Moreno ha hecho hincapié en las sinergias entre proyectos mineros nuevos y la regeneración de pasivos mineros heredados del pasado, que serán una oportunidad para la mejora en la calidad de las masas de aguas del entorno, aludiendo a varios ejemplos que lo ponen de manifiesto.