Cine

En el Cantábrico

“La hija” es la mejor película de Martín Cuenca y uno de los títulos señalados de la temporada

Irene Virgüez en "La hija"
Irene Virgüez en "La hija" FOTO: La Razón La Razón

Hoy se inaugura el Festival internacional de cine de San Sebastián en el que, como viene siendo habitual en pasadas ediciones, habrá una destacada presencia andaluza. En la sección oficial, pero fuera de concurso, se podrá ver “La hija”, de Manuel Martín Cuenca, que ha rodado en la provincia de Jaén, en unos parajes de arrolladora belleza. Este cineasta almeriense, abonado al certamen donostiarra así como al no menos prestigioso de Toronto (lo que confirma la indiscutible calidad de su cine) sitúa la mayor parte de la acción en una aislada casa de campo en la que vive el matrimonio formado por Javier Gutiérrez y Patricia López Arnaiz, que acoge a la joven Irene Virgüez, todo un descubrimiento y con muchas opciones de figurar entre las candidatas al Goya a la mejor actriz revelación. Quien firma estas líneas ha tenido la suerte de poder ver la película, que no se estrenará hasta mediados de noviembre, y considera que es la mejor de Martín Cuenca y uno de los títulos señalados de la temporada.

El magnífico actor algecireño Manolo Solo está presente en otras dos producciones muy esperadas de la sección oficial, “El buen patrón”, de Fernando León de Aranoa, con un papel muy relevante, y “La fortuna”, de Alejandro Amenábar, en cuyo reparto también participan los andaluces Pedro Casablanc y Sebastián Haro. Esta serie supone además una nueva colaboración del director de fotografía Alex Catalán con Amenábar. Nacido en Guadalajara, pero formado profesionalmente en Andalucía, primero en Televisión Española y luego en cine, Alex Catalán se labró el prestigio en sus trabajos con Alberto Rodríguez, que condujeron al Goya por “La isla mínima”. Posteriormente ha sido reclamado por directores de la talla de Javier Fesser, Julio Medem, Iciar Bollaín, Fernando León y el citado Amenábar.

La participación andaluza en la sección oficial de este certamen a orillas del Cantábrico se cierra con la banda sevillana Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, encargada de poner música a “Las leyes de la frontera”, de Daniel Monzón.

Como participó en la Mostra de cine de Venecia, “Competencia oficial” forma parte de la sección Perlak. Tuvo muy buena acogida en su paso por La Serenísima, especialmente por el trabajo de sus actores, Penélope Cruz y Antonio Banderas. Además del malagueño, en el reparto de “Competencia oficial” figura uno de los grandes nombres de la escena española, el onubense José Luis Gómez, que se prodiga poco en el cine. Junto a ellos podemos ver al citado Manolo Solo, un nombre frecuente, como se puede ver, en lo mejor del cine español, y al estupendo actor Ken Appledorn, nacido en Michigan pero con toda su carrera desarrollada en Andalucía a excepción de este título, “Rifkin’s festival”, de Woody Allen, y alguno más.

Probablemente el último título al que haremos referencia en este texto pase más desapercibido pero proporcionalmente es el que cuenta con un mayor porcentaje de andaluces en su equipo. Se trata de “No somos nada”, incluido en la sección Zinemira. Su director es Javier Corcuera, que debutó hace dos décadas con un excelente trabajo, “La espalda del mundo”; gran parte de su obra tiene un fuerte contenido social pero también le interesa la cultura musical, como en este documental sobre La Polla Records, que presenta ahora en San Sebastián. Está coproducido por Miguel Paredes para la compañía andaluza Intermedia Producciones, poseedora de una línea editorial muy coherente y seria. “No somos nada” cuenta con dos destacados profesionales de nuestra comunidad, el director de fotografía Mariano Agudo, asimismo director vinculado con la productora, y el operador de sonido Daniel de Zayas, ganador del Goya en esta categoría por “Tres días”, del cordobés Javier Gutiérrez, y nominado en cinco ocasiones más, tres de ellas por las últimas películas de Alberto Rodríguez.