Juanma Moreno formaliza la petición de una Comisión Bilateral con Pedro Sánchez

El presidente andaluz anuncia reuniones con Feijóo, Díaz Ayuso y Fernández Mañueco y no descarta a Urkullu

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), saluda al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, a las puertas del Palacio de la Moncloa, durante su primer encuentro oficial. EFE/ J.J. Guillén
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), saluda al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, a las puertas del Palacio de la Moncloa, durante su primer encuentro oficial. EFE/ J.J. GuillénJ.J. GuillénEFE

La «alianza» entre Andalucía y la Comunitat Valenciana abre el foco más allá de Cataluña, Madrid y País Vasco. «Esperemos que haya servido un poco de palanca de presión y que este asunto se introduzca en la agenda», señaló Moreno en una entrevista en la COPE, preocupado por la incidencia en la petición de una reforma de la financiación del hecho de que el Gobierno está «atrapado en sus compromisos con los partidos independentistas catalanes». El presidente de la Junta, además, remitió una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para, en virtud del Estatuto, solicitar la activación de una Comisión Bilateral «de diálogo» apelando «a la igualdad de trato» de todos los ciudadanos españoles. Se trata de la tercera petición, ya formalizada, por parte de Andalucía y se produce después de que el Ejecutivo central acudiera a una mesa bilateral con Cataluña. Moreno anunció también que próximamente mantendrá reuniones para abordar la financiación autonómica, además de la ya prevista la semana que viene con el presidente de la Región de Murcia, López Miras, con los presidentes de Galicia, Núñez Feijóo; de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso; y de Castilla y León, Fernández Mañueco; sin descartar un encuentro con el lehendakari Urkullu. La figura de la mesa bilateral que pide Moreno a Sánchez se recoge en el artículo 220 del Estatuto aprobado en 2007. Hasta la fecha, Sánchez sólo ha recibido a Moreno formalmente el pasado 17 de junio en Madrid y, entonces, el líder andaluz ya señaló que de producirse el encuentro con el president de la Generalitat solicitaría la citada mesa. A los dos meses, en agosto, la Junta volvió a insistir en esta postura aludiendo a la Constitución, en concreto al artículo 14, que vela por la igualdad de todos los españoles.

En su epístola, con fecha del 20 de septiembre –un día antes del encuentro con Puig– y a la que accedió LA RAZÓN, Moreno señala el «interés de esta comunidad en impulsar las relaciones bilaterales con el Estado». En el segundo párrafo, apela al Estatuto, donde «se plantean instrumentos de cooperación para abordar cuestiones de relevancia para Andalucía que, sin duda, es conveniente utilizar». «No obstante –continúa–, deseamos dotar las relaciones» del «máximo nivel de implicación posible, por lo que nos parece adecuada la constitución de una Comisión Bilateral de diálogo, con un nivel de representación acorde a la naturaleza de los importantes desafíos que tenemos que abordar». Moreno alude indirectamente a los recientes encuentros con Cataluña, señalando que «los ámbitos de cooperación existentes, con ser importantes, se consideran claramente insuficientes por parte del Gobierno de la Junta, y prueba de ello es que están muy alejadas de otras fórmulas que hemos visto se contemplan para otras comunidades». Así, «apelando a la igualdad de trato que merecen todas las personas, con independencia de la comunidad en la que residen, abogamos por la constitución de esa Comisión con el objeto de abordar los asuntos que ya tuve ocasión de plantearle en la reunión» del 17 de junio «con especial énfasis en los aspectos lesivos derivados para Andalucía del vigente modelo de financiación autonómica y el desarrollo que tendrá en Andalucía el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia». En el párrafo final, Moreno vuelve a recalcar que la presencia de Sánchez en estas citas es «algo que los andaluces merecen y estoy seguro valorarán adecuadamente».

Las reiteradas peticiones de la Junta, hasta ahora, no han obtenido respuesta. Quien se ha pronunciado acerca de las quejas sobre la financiación es la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien señaló que «fue Madrid quien que se opuso» a la petición de un fondo compensatorio. Montero aseguró que mantiene su oferta de diálogo con el PP, aunque les exhorta a decidir si se quedan con el planteamiento de Andalucía, Madrid o Galicia. La Comunidad de Madrid también reaccionó a la entente más allá de las siglas entre Andalucía y la Comunitat Valenciana y apoyó a ambas regiones para que la financiación tenga en cuenta la población. Entre la comunidad de Levante y la del Sur de España acumulan el 30% de la población del país. Por contra, el presidente de Aragón, Javier Lambán, consideró «rechazable» crear «un fondo para una, dos, tres comunidades» porque «debe ser acordado por todas».

Cs «olvida» que votó en contra de más financiación

Ciudadanos es ahora partido de Gobierno en Andalucía y su líder Juan Marín reivindica prácticamente a diario más financiación para Andalucía, con críticas constantes a la consejera de Hacienda; pero en la anterior legislatura el partido naranja, según se recoge en el diario de sesiones aunque ayer su portavoz parlamentaria, Teresa Pardo, lo negara, votó en contra de la propuesta en la Cámara andaluza para reclamar 4.000 millones extra y mayor participación en los impuestos estatales. Teresa Pardo señaló ayer que la financiación «se tiene que resolver en el Consejo de Política Fiscal y Financiera» y defendió, tras la reunión de Moreno y Puig, que «esto no va de colores políticos». El PSOE-A señala que Espadas «defenderá lo mejor para Andalucía» en financiación autonómica «con quien y donde haga falta». El PP-A, por su parte, ofreció al PSOE-A buscar un «espacio común» para pedir una financiación justa para Andalucía y lo instó a «aprender» de Ximo Puig.