Espadas compara “la situación épica” contra Juanma Moreno con la que afrontó en la Alcaldía frente a Zoido

El próximo senador andaluz renuncia al cargo de alcalde prometiendo “seguir trabajando por Sevilla pero también por toda Andalucía”

El ya es alcalde Juan Espadas saluda a Antonio Muñoz minutos antes de leer su renuncia al cargo en el Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Sevilla. EDUARDO BRIONES/EP
El ya es alcalde Juan Espadas saluda a Antonio Muñoz minutos antes de leer su renuncia al cargo en el Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Sevilla. EDUARDO BRIONES/EP FOTO: EDUARDO BRIONES/EP EDUARDO BRIONES/EP

La precipitada salida de Espadas del Ayuntamiento por la incompatibilidad del cargo de alcalde con el de senador por designación del Parlamento andaluz dejó una despedida un tanto fría por parte de los grupos. En un Pleno que se prolongó durante unos 40 minutos y en el que el alcalde pidió que hablara la oposición, los partidos agradecieron al regidor su dedicación pero reprocharon las formas y tiempos de la salida. El hasta ahora regidor hispalense, por su parte, comparó la situación que afronta con la que vivió cuando entró en la Corporación como principal partido de la oposición frente a la mayoría absolutísima entones de Juan Ignacio Zoido. Espadas habló de “una situación épica que se repite” y confesó que juró la Alcaldía en su día, tras los acontecimientos del 15M, “obsesionado con el “no nos representan””.

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha tomado conocimiento finalmente este lunes de la renuncia del alcalde de la ciudad, el socialista Juan Espadas, que se ha despedido de su cargo, después de una década de vida municipal, prometiendo “seguir trabajando por mi ciudad pero ahora también por toda Andalucía”, aludiendo al “reto importante” de liderar la candidatura del PSOE andaluz para las próximas elecciones autonómicas.

Tras este Pleno, Espadas tomará posesión de su acta de senador este martes 21 de diciembre, cargo incompatible con el de ser alcalde y lo que obligó a precipitar su marcha pese a los planes anunciados previamente que fijaban esa renuncia para el 7 de enero.

Desde este lunes, la delegada de Hacienda y teniente alcalde, Sonia Gaya, será alcaldesa en funciones, teniendo diez días hábiles para convocar el Pleno de investidura de Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, como alcalde a propuesta del grupo municipal socialista.

A las 10:44 horas, Espadas se ha fundido en un abrazo con Muñoz tras desglosar la ciudad que se encontró en 2015 cuando logró el bastón de mando de la Plaza Nueva en liza con Juan Ignacio Zoido (PP), que había gobernado cuatro años con mayoría absoluta.

El alcalde ha destacado la recuperación demográfica, el incremento de afiliados a la Seguridad Social (de 309.000 a 376.818 en 2021), la reducción del número de parados (de 85.200 a 67.212) y el aumento de empresas, pasando de 47.662 a 50.973, un “record histórico”, ha remarcado.

Un “orgulloso y satisfecho” Espadas por “haber servido a mi ciudad dando todo lo que ha estado en mi mano”, ha reservado esta somera radiografía para el cierre del Pleno extraordinario de su renuncia para mandar una “señal de confianza” a los sevillanos en un momento en el que el incremento de los contagios vuelve a poner encima de la mesa el debate sobre la necesidad de medidas más restrictivas, similares a las impuestas con el estallido de la pandemia.

Previo al discurso de cierre, el alcalde ha leído su escrito de renuncia, en el que ha recordado que “en junio de 2015, tras cuatro años de concejal, tomé posesión como alcalde cargado de responsabilidad por querer mejorar la vida de mis conciudadanos y dispuesto a liderar un proyecto ambicioso” en materia de sostenibilidad, igualdad de oportunidades, servicios públicos y de “valores que debemos cuidar y enriquecer”, con un objetivo: el de construir una ciudad que “respeta su importante pasado y sus tradicionales, disfruta de su presente y prepara su futuro” a través del Plan Estratégico Sevilla 2030.

Después de una década de “apasionante camino”, el alcalde ha subrayado que “con el mismo sentido de la responsabilidad, he tomado la decisión de renunciar a la Alcaldía para seguir trabajando por mi ciudad, pero ahora también por toda Andalucía”.

Espadas ha reclamado a todos los grupos de la Corporación municipal “seguir trabajando” por Sevilla, que “merece la pena”, recordándoles a todos el acuerdo unánime que sacó adelante el pacto por la recuperación de la ciudad. “Ahí sí que representamos bien a los sevillanos”, ha enfatizado, haciendo hincapié en que ha centrado sus esfuerzos en lograr que los sevillanos se sintieran “representados por esta Corporación”.

Igualmente, ha dado las gracias a todo el personal municipal y a su equipo de gobierno, al tiempo que ha reconocido “errores”. “Si no he podido verlos antes, me disculpo ahora”, ha reconocido.

LA DESPEDIDA DE LOS GRUPOS

En el Pleno de renuncia, han intervenido brevemente los portavoces de los grupos municipales en virtud al “detalle elegante” del alcalde, ha manifestado la presidenta del Pleno, Sonia Gaya, que ha recordado que, en este tipo de plenos, no se prevén debates.

La portavoz del grupo municipal socialista, Adela Castaño, ha resaltado el carácter “cercano y empático” del alcalde, que, a su juicio, será “conocido y reconocido” como “un gran gestor y hombre de bien.

El portavoz del PP, Juan de la Rosa, le ha deseado al alcalde “suerte en lo personal”, aunque ha “lamentado profundamente que su salida sea tan rara, anodina y esperpéntica”. “Todo ha girado en torno a su acta de senador”, le ha espetado al alcalde, al que ha enumerado los proyectos y políticas que se quedan pendientes, como la red de Metro, nuevos aparcamientos, la Gavidia o los cinco barrios más pobres de España, que estén en Sevilla, entre otros. De la Rosa ha “tendido la mano” al nuevo equipo de gobierno municipal que se configurará tras la marcha de Espadas.

Por Cs, su portavoz, Álvaro Pimentel (que ha participado en el Pleno por videoconferencia al estar convaleciente por covid), ha expresado su “respeto y cariño” al alcalde, al que ha pedido que no se le olvide de “una premisa, la de trabajar por Sevilla”. “No juzgaremos su labor, serán los sevillanos. Pero estamos contentos por que hoy se pone fin a este culebrón”, ha señalado.

En el caso de IU-Podemos (Adelante Sevilla), el portavoz Daniel González-Rojas, ha enfatizado la “mano tendida” al nuevo equipo de gobierno y “aunque nos hayamos peleado, siempre la ha habido”.

La portavoz de Vox, Cristina Peláez, también le ha deseado al alcalde “lo mejor desde el punto de vista humano” pero “como comprenderá, se va a convertir en el representante del peor presidente que ha tenido el país”. Por último, la concejal no adscrita, Sandra Heredia, ha recordado que “seguiremos peleando los que nos quedamos aquí”.