Salud pide al Gobierno central una compra centralizada de vacunas contra la viruela del mono

La comunidad andaluza estudia diez casos sospechosos en las provincias de Málaga, Córdoba, Cádiz y Sevilla

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, comparece en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. Eduardo Briones / Europa Press
El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, comparece en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. Eduardo Briones / Europa Press FOTO: Eduardo Briones Europa Press

La comunidad andaluza eleva a diez el número de casos sospechosos de viruela del mono. Por ello, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha informado este martes que el Gobierno andaluz ha pedido al Ministerio de Sanidad que inicie “una compra centralizada” de vacunas contra dicha infección, puesto que “las comunidades autónomas no tienen capacidad de compra actualmente en ese mercado a nivel de vacunas”.

El titular del ramo ha señalado que el Gobierno central se ha mostrado reticente a esa compra, de manera que la Junta ha vuelto a reiterar esa petición en la Comisión de Salud Pública y este miércoles lo hará de nuevo en el Consejo Interterritorial de Salud.

Para la tranquilidad de la población, el consejero de Salud ha explicado que la gran mayoría de la población por encima de los 45-48 años está vacunada contra la viruela y que esa vacuna sigue teniendo una efectividad de un 85 por ciento. Con respecto a los casos actuales, Aguirre ha detallado que los pacientes sospechosos son varones jóvenes, menores de esa franja de edad.

No obstante, el consejero ha insistido en que es el Ministerio de Sanidad quien tiene que hacer “una compra centralizada” contra la vacuna de la viruela del mono, como ya han hecho otros países, para que “al menos, haya un volumen de vacunas para aquellos de contactos estrechos de casos confirmados y aquellos que tienen problemas de inmunodeficiencia y pueden desarrollar la infección de forma más alarmante”.

Así, el consejero ha informado de que en estos momentos hay 10 casos sospechosos de viruela del mono en Andalucía, de los cuales siete están ubicados en la provincia de Málaga, uno en Córdoba, uno en Sevilla y otro en Cádiz; si bien tras el envío de pruebas, están pendientes de confirmación por el Centro Nacional de Microbiología. Sobre el caso concreto de Málaga, el titular del ramo aseguró que «no se considera brote porque no hay una relación directa entre ellos», de forma que se estudia cada caso por individual y se hace una trazabilidad de cada uno de ellos.

Un posible caso descartado en Granada

En cuanto al caso que había en Granada, el consejero ha explicado que queda descartado con los nuevos protocolos. En esta ocasión se trata de una mujer, contacto estrecho, que no había tenido repercusión clínica después de unos días, por lo que no se podía incluir entre los sospechosos actuales.

En otra línea, ha señalado que los principales reservorios del virus no son solo los simios, sino también los roedores salvajes y domésticos, por lo que, ante cualquier caso, se está intentando hacerle también una cuarentena a las mascotas si son roedores.

Según un informe de los técnicos, la cepa es la variante más leve de las dos que existen, es una enfermedad “autolimitada” con un periodo de incubación de 6 a 16 días y que los síntomas son cansancio, fiebre, erupción en cara, brazos, manos y genitales.

La enfermedad dura entre dos y cuatro semanas y suele desaparecer sin problema, salvo que haya complicaciones o se trate de inmunodeprimidos, y la transmisión es por contacto estrecho, a través de fluidos corporales “de forma directa y prolongada”.