• 1

Datos que invitan a ponerse el «escudo» frente al virus

  • Foto: Dreamstime
    Foto: Dreamstime
Lyon.

Tiempo de lectura 2 min.

22 de octubre de 2018. 19:31h

Comentada
Belén de Diego.  Lyon. 22/10/2018

La gripe causa cada año entre tres y cinco millones de casos de enfermedad grave. Sus complicaciones están detrás de una cifra que oscila entre las 290.000 y las 650.000 muertes anuales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre el otoño y el invierno, la gripe hace su agosto en las regiones geográficas de clima templado, como la nuestra. Entre los expertos, la vacunación anual contra la gripe se considera la estrategia más eficaz para reducir las probabilidades de contraer la gripe y ver cómo otros problemas de salud (conocidos o latentes) empeoran. Todos los años, la OMS y otras instituciones responsables de las políticas de salud pública animan a la población a vacunarse. El neumólogo Filipe Froes, jefe de la Unidad de Cuidados Postquirúrgicos y del Departamento de Medicina Torácica del Hospital Pulido Valente de Lisboa (Portugal), explicaba en un encuentro con medios de comunicación de todo el mundo en la fábrica de vacunas de la compañía Sanofi en Normandía (Francia) que los estudios en este campo han dejado claro que la vacuna reduce la mortalidad por enfermedad pulmonar, pero también las muertes relacionadas con otras condiciones. La mortalidad en la población de pacientes con enfermedades renales, diabetes, cáncer y enfermedades cardiacas también es menor cuando se administra la vacuna. Froes se refiere a la gripe como «una enfermedad cuya cualidad de amenaza no sólo para el bienestar, sino para la vida de muchas personas se ha subestimado».

Haciendo números en Europa, si se llegara al 75% de vacunación entre las personas que ya han cumplido los 65 años y en otras poblaciones de riesgo, se podrían evitar 100.000 ingresos en el hospital y 50.000 muertes relacionadas con la gripe, según un estudio del grupo de trabajo «Vacunas en Europa», que se dio a conocer hace cuatro años en una revista científica centrada en salud pública. En España, como advertía David Cantarero, profesor de la Universidad de Cantabria, durante su intervención en un debate en la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander, la inversión en vacunas de las administraciones públicas no se ha recuperado tras superar la crisis económica. Según los datos del Ministerio de Sanidad, el año pasado sólo se vacunaron el 55,7% de los españoles mayores de 65 años.

Últimas noticias