• 1

Síndrome de May-Turner

  • Síndrome de May-Thurner
    Síndrome de May-Thurner

Tiempo de lectura 2 min.

29 de octubre de 2018. 19:55h

Comentada
Dr. Enrique Puras Mallagray, cirujano vascular.  29/10/2018

El síndrome de May-Thurner es una afección vascular rara que implica el estrechamiento de la vena ilíaca común izquierda, situada entre la arteria ilíaca común derecha y la parte inferior de la columna vertebral. A veces, la vena puede comprimirse entre la arteria y la columna vertebral, lo que lleva a síntomas variables. El síndrome lleva el nombre de los médicos que describieron la enfermedad por primera vez en la década de los años cincuenta. La mayoría de las personas con este tipo de compresión no tienen síntomas, pero a veces el síndrome puede causarlos y puede llevar a la formación de coágulos sanguíneos conocidos como trombosis venosa profunda y embolia pulmonar. Se observa en personas de 18 a 50 años de edad, y las mujeres tienen cinco veces más probabilidades que los hombres de padecerlo. La cirugía, el embarazo, el uso de anticonceptivos orales, la deshidratación, el cáncer y las infecciones pueden predisponer a los individuos con May-Turner a la formación de coágulos de sangre. Muchas personas con anatomía del síndrome no tienen síntomas; sin embargo, puede ocurrir una progresión hacia un estrechamiento significativo u oclusión de la vena. Ésta causa inflamación de la pierna izquierda y otros síntomas, como cambios en el color de la piel, induración de la piel e incluso desarrollo de ulceras en la parte inferior de la extremidad, conocidas como úlceras por estasis venosa. Este proceso ocurre con frecuencia en mujeres de entre 20 y 30 años, cuando desarrollan hinchazón, pesadez y dolor en la pierna izquierda, también conocida como congestión venosa. Los síntomas pueden aparecer gradual o repentinamente. La hinchazón se manifiesta en toda la pierna afectada que se presenta notablemente más grande que la pierna opuesta. La hinchazón puede o no estar asociada con la formación de un coágulo de sangre. Un número significativo de pacientes también experimenta claudicación venosa, que se define como dolor y opresión en el muslo o la pierna que se produce con el ejercicio y disminuye con el descanso o la elevación de la pierna. La prueba inicial para evaluar la hinchazón de la pierna es una ecografía dúplex venosa. La tomografía computarizada y la resonancia magnética son estudios no invasivos útiles que visualizan directamente la compresión de la vena por la arteria. Los vasos colaterales son venas más pequeñas que se forman para tratar de evitar una vena bloqueada o gravemente comprimida o estrechada. Las técnicas de imagen mínimamente invasivas como la flebografía y la ecografía intravascular pueden ser más útiles para identificar la compresión de la vena ilíaca común izquierda y determinar su gravedad.

En semanas sucesivas iremos desgranando las posibilidades de tratamiento para este síndrome mucho más común de lo que pensamos y de los riesgos potenciales que pueden conllevar.

Últimas noticias