Imagen del anillo del experimento Muon g–2, en Fermilab. Doce veces por segundo se inyectan en este anillo varios miles de muones y se espera a que se desintegren. Los detectores situados en el interior del anillo “cazan” los electrones provenientes de esas desintegraciones y permiten medir el campo magnético de los muones.

FísicaMás leña al fuego de la física de partículas

El experimento Muon g–2 de Chicago confirma la anomalía más severa para el Modelo Estándar, la teoría que lleva 50 años dominando la física de partículas.

26-03-2021
Representación de una colisión de partículas en el experimento LHCb. La colisión tiene lugar abajo a la izquierda y las partículas se propagan hacia la derecha a través de diferentes “capas” del detector, cuyo objetivo es identificar el tipo de partícula y medir algunas de sus propiedades. Al final del recorrido, a la derecha, las partículas se frenan para poder medir cuánta energía llevaban. Esta colisión en concreto tuvo lugar el 9 de mayo de 2016.
19-03-2021
Cuatro representantes del mundo de los artrópodos. Arriba a la izquierda, el ciempiés doméstico Scutigera coleoptrata. Arriba a la derecha, la araña saltadora Platycryptus undatus. Abajo a la izquierda, el cangrejo fantasma Ocypode ceratophthalmus. Abajo a la derecha, la hormiga tejedora Oecophylla smaragdina.
27-02-2021
La energía del Sol proviene de su núcleo, en el que la presión y la temperatura son tan altas que se produce fusión nuclear de forma espontánea. Esas mismas reacciones de fusión también producen una gran cantidad de neutrinos, que atraviesan fácilmente la materia que hay encima del núcleo y salen al exterior en todas direcciones. Las estrellas son, pues “faros de neutrinos”.
12-02-2021
Una reconstrucción del supercontinente Pangea, con el aspecto que debía tener a finales del periodo Triásico, hace 200 millones de años. Los continentes actuales están sobreimpuestos en color, para que podamos identificar los muchos cambios que han tenido lugar desde entonces.
31-01-2021
Werner Heisenberg (izquierda) y Niels Bohr (derecha) fueron dos de los grandes artífices de la revolución cuántica. Bohr actuó como “padrino” de toda una generación de jóvenes físicos que, durante la década de 1920, fueron desvelando las piezas del puzle de la mecánica cuántica. El Instituto de Física Teórica de Copenhague, donde Bohr trabajaba, fue un lugar de reunión habitual donde se proponían nuevas ideas y se trataban de encajar con las que ya existían. El instituto y el papel del propio Bohr fueron tan icónicos en este desarrollo que llamamos “interpretación de Copenhague” al conjunto de ideas que de allí surgieron y que permitieron dotar de sentido a la teoría cuántica. Esta imagen de Bohr y Heisenberg fue tomada en el año 1934.
15-01-2021
A la izquierda vemos una imagen de varias moléculas de diimida naftalenotetracarboxílica mediante microscopio de fuerza atómica. A la derecha vemos una simulación de ese mismo sistema, en la que la posición de los átomos se ha señalado mediante pelotas de colores: las pelotas grises son átomos de carbono, las blancas de hidrógeno, las rojas de oxígeno y las azules de nitrógeno. Las moléculas están unidas entre sí mediante puentes de hidrógeno, señalados mediante líneas de puntos, que conectan un átomo de nitrógeno y uno de oxígeno. En la imagen de la izquierda las regiones brillantes representan la posición de los electrones y, como vemos, nos permiten visualizar perfectamente los enlaces covalentes del interior de las moléculas. Sin embargo, vemos también que son perfectamente visibles los puentes de hidrógeno, como si en ellos hubiera un electrón “llenando el hueco” entre los átomos. Todo indica que en este caso se trata de un producto de la técnica experimental, que “inyecta” electrones en ese hueco, pero esto revela la existencia real de un puente entre el nitrógeno y el oxígeno, aunque en condiciones normales esté casi vacío.
01-01-2021
Los dinosaurios desaparecieron hace 66 millones de años. El mundo se recuperó, pero durante diez millones de años la mayoría de los ecosistemas fueron poco diversos y sus habitantes eran de pequeño tamaño, los descendientes directos de los supervivientes de la catástrofe. Sólo después de ese tiempo, con la llegada del Máximo Térmico del límite Paleoceno-Eoceno, algunos grupos lograron romper el bloqueo y diversificarse.
23-12-2020
Imagen que muestra el aspecto probable de nuestra galaxia vista desde el exterior, con el Sol señalado bajo el centro galáctico. Desde este punto de vista, la mayor parte de estrellas de nuestra galaxia se mueven alrededor del centro en el sentido de las agujas del reloj.