Reflejos cotidianos

Reflejos Cotidianos muestra lo que hay detrás de los muros y portales que muchas veces no cruzamos. El reflejo de la vida cotidiana de otros pueblos y ciudades. Las personas que los habitan y sus costumbres. Ese mundillo local que sólo viviendo en ellas cae uno en la cuenta que todos somos diferentes. Lo apasionante que es abrir una puerta y encontrar lo inesperado. Las sonrisas y emociones de pueblos que pensamos conocer y que leyendo este blog descubrimos que no eran como las imaginábamos.

  • Image

San Pedro y su nueva luz

true

Sobre el autor

Alicia Romay

Nací en la Ciudad de México, pero el destino me trajo a España para crear el primer Gabinete de Prensa del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Durante los más de 30 años de vida en Madrid no paré. Radio Nacional de España, Hotel Villa Magna, IFEMA, Guía del Ocio, Grupo Zeta, ABC Punto Radio, COPE, HOLA.com... Los últimos años en España, antes de venirme a Roma, fui la Directora de Prensa y Relaciones Públicas del Hotel Palace de Madrid y de Starwood Hotels & Resorts para España y Portugal, fui la responsable de prensa para REEBOK SPORTS CLUB Serrano y la Finca y colaboré con MONTBLANC. En GESTIONA RADIO hice mi propio programa de radio “El Mundo de Alicia”. En este momento de mi vida, voy contando lo que voy descubriendo desde Roma y el Vaticano para Gestiona Radio y Gentleman México. Mañana seguiré comunicando lo que haga falta.

En los 10.000 metros de mosaicos que adornan las cúpulas de la majestuosa basílica de San Pedro, ahora se pueden contemplar al detalle sus obras plasmadas.

Los 27.000 visitantes diarios se quedarán impresionados con lo que OSRAM ha hecho en la basílica.

Toda su luz, está ahora computarizada en el recinto, en el que es el corazón de la fe católica.

La basílica que el Papa Julio II ordenó construir en 1506 y que se finalizó en 1626, ahora tiene otro aire, otra luz.

Cien mil luces LED hacen que todo parezca más fresco, más nuevo, más vivo.

Con esta instalación, el Vaticano ahorrará en energía el 90% y además, se han reducido al 80% los aparatos ganando espacio.

En diversos rincones de esta bellísima basílica, ahora hay 10 veces más luz que antes.

La magia se ha conseguido, colocando las LED a alturas que van entre los 12 y los 110 metros, logrando que la parte arquitectónica luzca en todo su esplendor.

Lo genial de todo es su control por vía digital según sea la ocasión.

El Cardenal Angelo Comastri, Arcipreste de la basílica de San Pedro, recordó las últimas palabras de Goethe cuando se estaba muriendo: Piu luce! Piu Luce! (¡Más luz! ¡Más luz!) – “lo que hace recordar que dentro de cada uno de nosotros, hay una gran necesidad de luz, porque si lo pensamos bien, sin la luz, cada belleza se apaga delante de nosotros” afirmó el Cardenal Comastri.

Entramos a oscuras, a solas en la iglesia mas visitada del mundo, sólo parpadeaban las pequeñas luces de las velas que lucían entorno al altar mayor. Las voces del coro iniciaron sus cantos y la Basílica de San Pedro, comenzó a lucir, a lucir como nunca, con una belleza inmensa que nos sobrecogió a los que tuvimos la gran fortuna de estar en un momento único.

Últimas noticias