Fernández Mañueco llama a recuperar el consenso en España

El presidente de la Junta presenta en Valladolid el libro de Mariano Rajoy al que califica como «político de talla» al que la historia de España «le reserva un sitio con letras de oro»

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha llamado a recuperar los consensos constitucionales en España, algo le hará llegar al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la ronda de contactos que mantendrá en las próximas semanas con las máximas autoridades de las Comunidades Autónomas españolas.

Según Fernández Mañueco, el país padece aún la inestabilidad que provocó la moción que apartó de Moncloa a Mariano Rajoy, y que ahora llama a todos los presidentes autonómicos «aunque en realidad sólo le interesa hablar con uno», en alusión al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra.

Fernández Mañueco explicó qu él está abiero a hablar del futuro de España y de Castilla y León, de la financiación autonómica, de la Política Agraria Común, del reto demográfico, del reequilibrio industrial o de las infraestructuras pendientes, pero que «a Sánchez sólo le preocupa realizar una maniobra para acercarse a Torra»-

El presidente de la Junta reconoció el permanente esfuerzo de Mariano Rajoy para encontrar la respuesta a cada desafío, desde la moderación, el diálogo y la convivencia, que «es otra cosa que el centrismo» y apostó por el sentido de la responsabilidad sin histrionismo que no rehúye tomar decisiones cuando es preciso, pnesando en el interés general.

Unas declaraciones que realizó con motivo de la presentación en Valladolid del libro «Una España Mejor» de Mariano Rajoy, al que calificó como «una buena persona, un político de talla y sobre todo un gran presidente», al que «la Historia de nuestro país reserva un sitio con letras de oro». Así, incidió en que año y medio después de dejar la vida pública, se reconoce y valora cada vez más su legado.

Así, indicó que tuvo que afrontar una crisis económica feroz, un gran desempleo, la sucesión en la Jefatura del Estado, el desafío territorial o la aplicación del 155. También lo que significó para Castilla y León, con la llegada del tren de alta velocidad a León, Palencia, Salamanca y Zamora y el ejemplo de «dignidad y nobleza» en su forma de abandonar sus responsabilidades públicas, tras una censura urdida con débiles argumentos.

Después fue el turno para Mariano Rajoy, quien advirtió que «no se puede pactar lo que vaya a ser España en el futuro con partidos que no creen en España.

A juicio de Mariano Rahjoy, lo que sea España es algo que tienen que decidir «todos los españoles», y estimó que el derecho a decidir del que hablan algunos partidos es «un eufemismo» porque lo que realmente se está planteando es «privar de decidir al resto», dijo.

En el acto estuvieron presentes numerosas autoridades del mundo de la política, la economía o la sociedad de Castilla y León. Entre ellos el ex presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, la ex ministra, Isabel García Tejerina, consejeros del Gobierno de Castilla y León, como el de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñonez; la de Educación, Rocío Lucas; el de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero; el de Presidencia, Ángel Ibáñez o la de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, entre otros.