Nuevos recursos del Gobierno regional para modernizar regadíos en la provincia de León

El consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, firma un convenio con la Comunidad de Regantes de San Féliz de la Vega, Villarnera y Santibáñez de la Isla por un importe de 1,57 millones

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, firma un convenio con la Comunidad de Regantes de San Félix de la Vega, Villarnera y Santibañez de la Isla (León). Junto a él, el presidente de la Comunidad de Regantes, Juan Carlos Miguélez y Jorge Llorente
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, firma un convenio con la Comunidad de Regantes de San Félix de la Vega, Villarnera y Santibañez de la Isla (León). Junto a él, el presidente de la Comunidad de Regantes, Juan Carlos Miguélez y Jorge LlorenteCarlos S. Campillo (nombre del dueño)Ical

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural invertirá 1,57 millones de euros en la modernización de los regadíos de San Félix de la Vega, Villarnera y Santibáñez de la Isla, a los que se sumarán 380.000 euros aportados por la Comunidad de Regantes para poder desarrollar las obras que afectan a 128 hectáreas pertenecientes a 127 hectáreas, con un periodo de ejecución de 18 meses.

Así lo apuntó en Villarnera de la Vega (León) el consejero del área, Jesús Julio Carnero, donde firmó un convenio con el presidente de la Comunidad de Regantes, Juan Carlos Mojigatez, un acto «importante para la agricultura y todos los vecinos de la zona».

En concreto, Carnero explicó que la «idea clara» de estas actuaciones es «transformar el regadío de un riego a manta a un riego por aspersión a demanda», lo que «implica una serie de mejoras desde el punto de vista económico, social y medioambiental».

De esta manera, el valor de las explotaciones «se podrá incrementar hasta un 33 por ciento al reducirse los costes e incrementarse la producción», mientras que “permitirá un ahorro del 20 o 25 por ciento en agua y un 50 por ciento en la factura energética, así como «incrementará el 80 por ciento los jóvenes en la zona».

Todo ello es el motivo que ha hecho que «la Junta de Castilla y León haya apostado necesariamente por la modernización de los regadíos y la transformación del secano en regadío», de manera que durante la actual legislatura se ejecutarán actuaciones en 30.000 hectáreas, a través de un programa que se presentará en los primeros días de enero.

Una apuesta por parte de la Junta por el regadío, «importante y que no ocurre en otros territorios de España», al «ayudar en la aportación que tienen que hacer los propios regantes».

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Regantes, Juan Carlos Miguélez, se mostró «contento de que al fin se pueda hacer algo», aunque «todavía se puede hacer algo más» en una zona «en la que se debe llevar algo a cabo porque hay poca tierra, pero muy buena», por lo que apostó por «obras que sirvan para fijar población».