En esta hora de España

“Estamos en un estado de derecho y democrático donde la ley se cumple a rajatabla y sin posibilidad de rechistar"

Amalio de Marichalar, presidente de Foro Soria 21
Amalio de Marichalar, presidente de Foro Soria 21Castilla y León

Hombres y mujeres de toda España, de todos los sectores y trabajos, médicos, arquitectos, ingenieros, periodistas, abogados, pilotos, conductores, marinos, autónomos, comerciales, industriales, agricultores, albañiles, carpinteros , fontaneros, artistas, empresarios, científicos, los padres y madres que trabajan en casa cuidando a los niños, a los mayores, los que deben de viajar por su trabajo por toda España y por el extranjero, los destinados fuera, los deportistas, militares, maestros, universitarios, jubilados, escolares, ganaderos, poetas, enfermeras, auxiliares, artesanos, administrativos, economistas, buzos, escritores, académicos, religiosos, científicos, vigilantes, auxiliares de vuelo, ... etc...y tantas y tantas profesiones y ocupaciones que aquí no caben, de todas las ideologías, tendencias y pensamientos; nos une a todos la nación común en la que vivimos y la historia nos ha regalado, después de veintidós siglos desde sus orígenes y de más de quinientos años de vida en común, con aciertos y errores pero con un saldo enormemente positivo y admirado por el resto del mundo.

Todos nosotros trabajamos todos los días y nos responsabilizamos cada minuto de nuestras ocupaciones, pagamos impuestos al conjunto de administraciones que son muchas, tasas, permisos, renovaciones permanentes, para todas las actividades que uno se pueda imaginar.

Pagamos también multas por descuidos, errores o equívocos en las cuentas sin rechistar pues además si pasan los plazos se añaden penalizaciones imposibles de ser canceladas. Pagamos multas de tráfico o en la ciudad, o por cuestiones administrativas diversas muy difíciles de entender, pero siempre pagamos, y si nos descuidamos, con sanciones acumuladas draconianas y obligatorias. Pero todos sabemos que aún por supuesto, teniendo que mejorar muchísimas arbitrariedades o incoherencias, estamos en un estado de derecho y democrático donde la ley se cumple a rajatabla y sin posibilidad de rechistar.

Solo, como es lógico, lo que la ley y el ordenamiento así mismo permite recurrir, es lo que nos da la garantía del estado de derecho. Pero a nadie se le ocurre no cumplir la ley, zafarse de ella, o hacerse objetor de conciencia de la misma. Si se le ocurre a alguien hacer algo de esto, date por perdido y sancionado añadidamente, hasta que las administraciones logren su cometido. No hay vía intermedia, ni perdón, ni indulto posible, ni por la puerta de atrás. Y mucho menos hay "política y diálogo“ que interprete la ley y las normas y las sustituyan, en beneficio de los infractores.

Lo mismo podemos decir de múltiples leyes, normas, reglamentos, disposiciones, mandatos, códigos, o cualquier tipo de instrumento jurídico y administrativo que regula nuestra existencia como personas físicas o jurídicas para poder ejercer cualquier actividad laboral, empresarial e incluso también lúdica y cuidado con saltarse algo por pequeño que sea pues inmediatamente se nos reconduce por la senda normativa...no hay “política ni diálogo” posible que rebaje o cancele nada, de lo que regula la vida diaria de los españoles descritos al principio. Los que cumplen de verdad todos los días con sus responsabilidades y obligaciones.

Pues bien, siendo esto así y además la democracia en el siglo XXI de cualquier país occidental así lo establece- si bien se deben mejorar muchas cosas por lógica- , resulta que hay personajes que nos gobiernan en todas las administraciones que no solo no cumplen como cualquiera, sino que se saltan la ley y todas las demás normas y reglamentos en sus propias administraciones y aquí no pasa nada. Resulta que además, los colegas de esos mismos personajes en su labor legislativa a todos los niveles se permiten legislar injustamente, cuando no, en contra de la ley existente, de la constitución y de las propias normas democráticas.

No solo eso, sino que con una prepotencia y nepotismo muy preocupante, exigen a los ciudadanos comportamientos ideologízados, se permiten legislar por intereses espurios, y además con la recaudación del dinero de los impuestos de todos los españoles anteriormente descritos, se permiten financiar medios de comunicación amigos con diversas fórmulas de subvenciones, encargos, publicidades, etc.., para convencer a la sociedad de sus estrategias nacionalsocialistas y estalinistas de llorado recuerdo.

Se permiten financiar educación escolar adoctrinada, se permiten subvencionar organizaciones civiles para crear unas expectativas de voto dirigido a corto, medio y largo plazo, se permiten crear “ embajadas” en muchos países extranjeros para pervertir el mandato que les permite existir y utilizar esa fuerza exterior para atacar a España, se permiten corromper la sociedad y practicar corrupción multimillonaria, se permiten desde sus cargos públicos dictaminar que “ esto necesita unos pocos años más para lograr la independencia...”, se permiten hacer mociones de censura en parlamentos regionales, que lo son gracias a la Constitución, contra España y contra el Jefe del Estado, S.M. el Rey, insultándole además en actos institucionales en alguna región así como en sede parlamentaria. Se permiten desde sus más altas responsabilidades no defender al Rey.

Se permiten violar la ley y compromiso con Europa para admitir la presencia en España de mandatarios de dictaduras que no respetan los derechos humanos, ni la democracia, y además con ello ponernos a todos los españoles en la picota como país de cuarta. Se permiten pactos con delincuentes, golpistas xenófobos, de derecha e izquierda, Chavistas comunistas y filoterroristas, condicionando y comprometiendo todos ellos el minuto a minuto del gobierno de España y de su dignidad nacional e internacional. Se permiten arañar y socavar la ley y la Constitución desde el más alto nivel de responsabilidad tratando de reinterpretarla para favorecer intereses golpistas declarados.

Se permiten tanto a nivel de gobierno como de gobiernos regionales, flirtear, dialogar y negociar con todas estas indignidades y barbaridades, haciendo permanentemente declaraciones sediciosas, rebeldes, insurrectas y golpistas, creyendo que aún no son delictivas, pero aunque no lo fueran en grado último, si son hechos, acciones e iniciativas de gravedad fraudulenta, obscena y de exigencia firme de inmediata dimisión por máxima irresponsabilidad y engaño en distintos niveles. Se permiten, digo, toda esta farsa perversa calculada y por etapas para poner en jaque a toda España, corrompiendo nuestra democracia sin ningún rubor y despreciando a todos.

Despreciando la España de verdad, la del principio de estas líneas; y en cambio quienes nos representan sirviéndose de los de la verdad, sirviéndose de su esfuerzo diario, de su responsabilidad, de sus impuestos, de su educación y compromiso con las cosas bien hechas, de su honestidad y de su sacrificio.

A esto se le llama malversación de la democracia, uso de la mentira y engaño permanentemente y eso no es “política ni diálogo” honesto, ni democracia. Hemos descubierto el pastel y la buena noticia es que el conjunto de la sociedad exige inmediata vuelta a la auténtica democracia, al máximo respeto a la ley que es igual para todos, - ¿pero que broma es esa de desjudicializar nada... y con qué autoridad?-, al máximo respeto a la Constitución, al máximo respeto a la libertad y al máximo respeto a la democracia, pues visto lo visto, aunque cueste mucho decirlo, los que más responsabilidad tienen la han despreciado. No vale esconderse en el ejercicio de lo que la democracia otorga en un estado de derecho. Parece mentira decirlo, pero ello comienza con máximo respeto al estado de derecho de quien es alto responsable y garante del mismo. Ha fallado y decepcionado a todos y además de forma consciente que es lo grave.

¿Es tan difícil de entender que el interés general y el bien común es exactamente lo contrario a lo que se está haciendo? ¿ cabe que todos los españoles decidamos cada uno con su interés, independizarnos a la carta y hacernos objetores de todas las leyes también a la carta, seguramente, además, si rebuscamos , con muchísimos más argumentos históricos, de agravios y de injusticias pero de las de verdad?¿ cabe que también pidamos a la carta despenalizaciones, “desjudicializarnos”, o mejores interpretaciones vía revisiones del código penal o civil , para cualquier asunto que nos afecte , o perdones e indultos amañados según nuestro interés ? Al menos sería justificable por quienes diariamente cumplen rigurosamente la ley, la Constitución y todas las normas y de repente se les cruza un cable y se inventan el ”derecho a decidir” rebajas fiscales, o corsés administrativos, o imposiciones legales con las que no se está de acuerdo. Al menos tendrían “derechos adquiridos “, por cumplir rigurosamente con todo día a día ... ¿qué tal sería esto? ¿posible empezar a hacerlo?

Lo que no es admisible es el chantaje de quien incumple diariamente y va más allá para destruir España y la permisividad obscena de quien ostenta la responsabilidad, en vez de volcarse, aliado en “ diálogo ,“y “ política”, con quien si defiende la constitución, la ley y la democracia, para proteger a todos los españoles por igual y en todas las regiones . Esto no lo entiende nadie y es una perversión de tal categoría que supera cualquier precedente que busquemos pues no es asimilable. Se han traspasado todos los límites de la decencia, del comportamiento mínimo y de las reglas más sencillas. No hay precedentes en democracia de tal cúmulo y tan sofisticado de retorcimiento de las actitudes, palabra y acciones, donde no solo todo vale, sino que vale o no vale, según el minuto y según la decisión del que apoya...

Sea un avión fantasma que no vuela por espacio aéreo de España, ni pisa tierra española aunque vuele por España y la pise, sea una visita con protocolo de jefes de estado a una república de cuento de hadas inexistente, sea un código, o los fundamentos del estado de derecho que se cambian en un concurso de ideas, sea un golpe de estado de niños malos que toman pasteles entre cómodos barrotes y cuando decidan saldrán de esa casa de chocolate por cansancio glotón, que no por otra cosa, sea por preferir de repente irnos de vacaciones al Caribe al dictado del sátrapa en vez de trabajar responsablemente por el bien de España junto a nuestros socios democráticos..., sea por todo eso , y mucho más, España no merece haber sido tratada ignominiosamente de esta manera, y seguir siendo tratada así. Los españoles no merecemos esto, como bien están diciendo nuestros socios europeos y occidentales.

Visto lo visto, en España va a valer todo, según el día, la hora y el chantaje de turno. Ole la independencia de todos y cada uno y viva el ”diálogo y la política”... que me beneficie, claro,... la ley... después...

De locos!

Hemos de salir de este mal sueño. No nos lo merecemos y nuestros hijos tampoco. Trabajemos con ilusión y optimismo por el bien de España y de la democracia. La responsabilidad de todos, nos lo exige.