Varios hospitales privados dejan de estar bajo la dirección de Sacyl tras la disminución de contagios

La Consejería de Sanidad asegura que los medios propios “se han demostrado suficientes”

Personal sanitario del Hospital Recoletas Zamora recibe una donación
Personal sanitario del Hospital Recoletas Zamora recibe una donaciónRecoletas Red Hospitalaria

Con el inicio y el rápido avance de la pandemia, los hospitales privados de Castilla y León pasaron a estar bajo la gestión de la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) para poder hacer frente al gran número de contagios sin descuidar al resto de enfermos y para seguir atendiendo todas las necesidades médicas.

Sin embargo, la reducción de la incidencia del Covid-19 ha hecho que, según publica el Boletín Oficial de la Comunidad, algunos centros privados dejen de estar en esta situación y vuelvan a la normalidad. Se trata del hospital Recoletas de Palencia, el hospital General de la Santísima Trinidad de Salamanca, el hospital Recoletas Nuestra Señora de la Misericordia de Segovia, el hospital Felipe II de Valladolid y el hospital Recoletas de Zamora.

Según la orden firmada por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, vista la “variabilidad en el grado de afectación” de la población en relación al coronavirus en las diferentes provincias y su repercusión sobre los centros sanitarios públicos, los planes de contingencia elaborados por cada uno de los centros se han ido adaptando a esta evolución y en algunos casos “los recursos propios de los centros se han demostrado como suficientes” para dar respuesta a la demanda asistencial planteada por la pandemia.

De este modo, desde la Consejería consideran que los recursos de los que disponen los centros públicos de la Comunidad son suficientes para atender las necesidades relacionadas con el virus en su fase actual, de tal manera que los hospitales privados puestos a disposición del Sacyl el pasado 15 de marzo dejan de estarlo desde este viernes.

No obstante, aunque estos centros privados dejen de estar dirigidos, gestionados y coordinados por la Gerencia de Salud, la Consejería ha ordenado que esto no vaya en perjuicio de las medidas adoptadas por la Junta en relación a recursos humanos y medios para la gestión de la pandemia.