Aciturri inicia un proceso de ERTEs en la división de aeroestructuras

La irrupción del Covid ha supuesto una reducción de la carga de trabajo del 45% por la disminución del tráfico aéreo

Instalaciones de Aciturri Aeronáutica CEDIDA

La crisis sanitaria ha supuesto un importante descenso del tráfico aéreo y las previsiones de IATA (International Air Transport Association) apuntan a que el tráfico anual de pasajeros en 2020 descenderá un 48 por ciento con respecto al ejercicio anterior. Ante esta situación, las compañías aéreas han reaccionado cancelando o aplazando pedidos a los grandes fabricantes de aviones y motores, como el burgalés Aciturri Aeronaútica.

Por ello, las sociedades filiales Aciturri Assembly, S.L.U. y Aciturri Aerostructures, S.L.U. han solicitado formalmente a los representantes legales de los trabajadores la constitución de las comisiones negociadoras de Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE) por causas productivas relacionadas con el Covid-19, que afectará a sus plantas de Berantevilla (Álava), Miranda de Ebro (Burgos), Boecillo (Valladolid), Tres Cantos (Madrid) y Alcalá de Guadaira (Sevilla).

En este escenario, los principales clientes de Aciturri, tanto en el negocio de motor como de aeroestructura, han trasladado a la compañía nuevos planes de producción que reflejan la gravedad del impacto de esta crisis en la actividad productiva y a corto plazo suponen un descenso de carga de trabajo del 45 por ciento.

Durante los próximos días la dirección de la compañía planteará a las comisiones negociadoras una propuesta concreta de ERTE con el objetivo de alcanzar un acuerdo razonable y satisfactorio para ambas partes, siempre con el propósito de hacer sostenible en el tiempo la actividad y preservar el mayor número posible de empleos.