Carnero llama a los jóvenes a incorporarse al campo para dar continuidad al sector

La convocatoria de ayudas, aún abierta, supone un incremento del 10% por subvención

“Una de las grandes prioridades de la Junta de Castilla y León es el rejuvenecimiento del sector primario que lucha contra el grave problema derivado del envejecimiento”. Son palabras del consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, quien ha destacado como grandes objetivos la incorporación jóvenes y la modernización de las explotaciones.

“Nuestro compromiso es incorporar 3.500 jóvenes con un Plan de Agricultura, Ganadería y Joven que antes del Covid-19 ya estaba avanzado y se esperaba presentar para antes del verano pero el coronavirus hizo que lo dejáramos de lado para centrarnos en la situación de nuestros mercados. Ahora trabajamos en ese plan y hemos incorporado en la presente legislatura 882 jóvenes, de los que el 32 por ciento son mujeres”, ha añadido.

Por ello, este año hay una nueva convocatoria para la incorporación de jóvenes que está abierta, hasta el jueves 25 de junio, con unos incrementos de ayudas superiores al 10 por ciento con novedades, como que no necesitan justificación los 25.000 primeros euros. En un principio la convocatoria contó con 27 millones de euros y ahora ya llega a los 76.

De media, cada uno de los jóvenes que ya han participado ha recibido 53.734 euros, lo que supone un incremento del 50,37 por ciento respecto a la ayuda media de la pasada legislatura. Estas subvenciones están destinadas a apoyar la primera instalación de jóvenes agricultores, menores de 41 años, que accedan por primera vez a la titularidad de explotaciones agrarias, tanto en titularidad única como compartida (cónyuges), cotitularidad (padre-hijo) o fórmulas asociativas (cooperativas, sociedades agrarias de transformación, sociedades mercantiles).

Las ayudas a la primera instalación de jóvenes pueden alcanzar hasta los 70.000 euros, incrementándose además con las ayudas del primer pilar de la PAC hasta 81.000 euros.

“Hoy se necesita más que nunca la incorporación de nuestros jóvenes, lo necesita el campo y la sociedad, por lo que queremos animar a los jóvenes a que se acerquen a este sector esencial”, ha subrayado.

Instrumento Financiero

Por otra parte, se ha modificado el Instrumento Financiero, incorporando, entre otras novedades, la puesta en marcha de una nueva línea de apoyo dedicada exclusivamente a los jóvenes para facilitar su incorporación a la actividad agraria.

Este hecho es compatible con las ayudas directas a la incorporación, y que financia inversión y circulante, contemplando un importe máximo de 400.000 euros para apoyar el plan de empresa, incluyendo la totalidad del valor de adquisición de las tierras, lo que, “sin lugar a dudas compone un marco de ayuda para los jóvenes que se quieran acercar a este sector”, ha subrayado.

Modernización de Explotaciones

Además, la convocatoria de ayudas a las inversiones que soliciten el resto de titulares para mejora de las estructuras de producción y modernización de las explotaciones agrarias, “para hacerlas más competitivas y productivas” se incrementa en 17 millones, pasando de 9 a 26 millones de euros.

Como en el caso de la incorporación de jóvenes, Carnero ha explicado que “en el mes de diciembre se resolvió la primera convocatoria de ayudas a la modernización de explotaciones de esta legislatura, de la que han resultado beneficiarios 966 titulares de explotaciones -de los 4.700 de objetivo para esta legislatura-, lo que supuso un incremento del 7,9 por ciento respecto a la convocatoria anterior. A estos titulares de explotaciones se les ha concedido ayudas por un importe global de 35,1 millones de euros, destacando que de estos beneficiarios el 11,38 por ciento han sido mujeres.

La vigente convocatoria, cuyo plazo de solicitud también termina el jueves 25 de junio, presenta como novedad que las ayudas a las inversiones en explotaciones se han incrementado en un 10 por ciento con carácter general, estableciéndose una cuantía mínima del 40 por ciento en todas las explotaciones y un 60 en el caso de los jóvenes, pudiendo llegar hasta un máximo del 80 para estos últimos.