El universal Delibes ya tiene su homenaje en la Biblioteca Nacional

Los Reyes inauguran en su centenario y con medio año de retraso por la pandemia una exposición que repasa su vida y legado y con una amplia representación castellano y leonesa

Con seis meses de retraso debido al estado de alarma y la crisis sanitaria, por fin Miguel Delibes, el universal escritor vallisoletano, tiene ya el homenaje que se merece en el año en el que hubiera cumplido los cien.

La Biblioteca Nacional en Madrid acoge desde este jueves y hasta el 15 de noviembre la muestra conmemorativa «Delibes (1920-2020)», con más de 250 piezas entre manuscritos originales de sus obras más importantes como «El camino», «Las ratas», «Cinco horas con Mario», «Los santos inocentes» o «El hereje», hasta objetos personales como una máquina de escribir que usaba para sus escritos, además de fotografías y retratos como el que dio nombre a otra de sus publicaciones más representativas como es «Señora de rojo sobre fondo gris» e incluso primeras ediciones de sus libros.

Una muestra imponente en la que colaboran la Fundación Delibes pero también el Gobierno de Castilla y León, la Diputación y el Ayuntamiento de Valladolid, además de Acción Cultural Española, en la que el visitante podrá conocer a fondo a Miguel Delibes, sus vivencias más importantes ya sean de niño, en su adolescencia o ya en su plena madurez, así como su vida al aire libre y su amor por la naturaleza y la caza por su apego al mundo rural, plasmada y bien recogidas en su dilatada y amplia trayectoria profesional y cultural, aunque según reconoció el propio escritor en vida nunca participó en una montería.

Los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia Ortiz inauguraban la exposición comisariada por el escritor Jesús Marchamalo, en un emotivo acto que contaba también con la presencia del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, para quien Delibes es un «símbolo indispensable» de Castilla y León.

Igualmente asistían el consejero de Cultura, Javier Ortega, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la hija del insigne novelista y periodista, Elisa Delibes, responsable de la Fundación Delibes, quien aseguraba que esta muestra «es el mejor regalo que le podían hacer a su padre».