Concepción: “Si queremos una Justicia ágil y eficaz necesitamos más juzgados y jueces"

El presidente del TSJ de Castilla y León asegura que hacen falta al menos quince unidades judiciales y no cuatro como contempla el Gobierno, al que afea que “desatienda reiteradamente” las necesidades de la Comunidad

El presidente del TSJ de Castilla y León, José Luis Concepción
El presidente del TSJ de Castilla y León, José Luis ConcepciónSantiago Otero RamiroIcal

No corren buenos tiempos para ningún ámbito de la sociedad española. La crisis sanitaria del coronavirus, que ha traído consigo bajo el brazo otra económica y social, amenaza seriamente la estabilidad del país. La Justicia tampoco pasa por su mejor momento, al menos de credibilidad ante una sociedad, que observa atónita como desde la clase política se está intentando maniatar y politizar aún más la deseada renovación del Consejo General del Poder Judicial, cargándose de paso su independencia.

Pero es que, además, la Justicia está necesitada de medios y recursos tanto humanos como técnicos y de infraestructuras en forma de nuevos juzgados para poder abordar las causas y los casos que se siguen amontonando en cajas a la espera de poder resolverse.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL), José Luis Concepción, lo lleva reclamando varios años. Y lo hace también este viernes, coincidiendo con la “buena noticia” que supone la puesta en funcionamiento del segundo Juzgado de lo Penal de Segovia, una reivindicación histórica en esta Comunidad que por fin ve la luz.

Concepción no da crédito al hecho de que el Ministerio de Justicia solo contemple la creación de cuatro unidades judiciales, entre plazas y juzgados en Castilla y León en los próximos tres años de las 33 que se van a poner en marcha en toda España, y advierte de que para que la Justicia funciona bien, sea ágil, eficiente y eficaz harían falta, al menos, quince unidades judiciales.

En concreto, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha propuesto la puesta en marcha de una plaza de magistrado correspondiente al orden civil en la Sección 3ª de la Audiencia Provincial de Valladolid, además del Juzgado de Primera Instancia nueve de Burgos, el Juzgado de lo Social número 4 de Burgos, y el Juzgado de lo Mercantil número dos de Valladolid. “Con estas unidades el gran perjudicado será el ciudadano, que es el verdadero destinatario de nuestro trabajo", lamenta el presidente del TSJ de la Región, quien se queja de la “dejadez” del Ministerio de Justicia por “desatender reiteradamente” las reivindicaciones y necesidades de Castilla y León

Según el criterio de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia urge crear en Castilla y León plazas de magistrados en la Audiencia de Segovia, que cuenta con tres magistrados desde el siglo XIX; la Audiencia de Ávila; y otra en la Sección Penal de la Audiencia de León. También considera urgente crear un Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en Palencia, otro en Aranda de Duero y otro más en Miranda de Ebro; un Juzgado de Familia en Burgos, otro en Salamanca, y otro más en Valladolid; un Juzgado de lo Penal en Salamanca. Y, además, haría falta un Juzgado de Violencia sobre la Mujer en León; otro de lo Contencioso-Administrativo en Ponferrada; y tres más de lo Social en Burgos, Segovia y Valladolid.

José Luis Concepción advierte de que los Juzgados de Familia de Castilla y León no dan abasto a resolver los “múltiples litigios” que los ciudadanos plantean, fundamentalmente en Salamanca y Burgos e insiste en que es necesario crear nuevas unidades en este campo, pero especialmente en lo Social ahora tras la irrupción de la pandemia del coronavirus “ya que los expedientes de regulación temporal de empleo son cada vez más frecuentes”.

Más asuntos y resoluciones

Y es que en la última Memoria Judicial que se dispone, la de 2019, ya se pone de manifiesto el aumento considerable de asuntos que han entrado en todos los órganos judiciales y eso que era antes de que entrara la pandemia en nuestras vidas, En concreto, los casos se incrementaron en 1.257 con respecto al 2018 hasta alcanzar los 277.247 en total, con especial hincapié en el orden jurisdiccional civil con 2.437 casos más que el año anterior. En lo Social también crecieron en 245 los asuntos mientras que en lo Penal entraron setecientos casos menos al igual que el Contencioso Administrativo, donde se produjo un leve descenso de 715 asuntos.

Por lo que se refiere al número de sentencias dictadas por los jueces y magistrados que sirven en Castilla y León, el pasado año se dictaron 83.824 (7.646 más que en 2018), lo que supone una media por órgano judicial de 356,70 sentencias, frente a las 324,16 del pasado año.

En cuanto a otras resoluciones que dictaron los jueces y magistrados se encuentran los 119.423 autos frente a los 118.397 del pasado año.