Más restricciones desde hoy y durante los próximos siete días para controlar la Covid-19 en Burgos

Ante la negativa del Gobierno de España de aprobar un confinamiento domiciliario el Bocyl publica las nuevas medidas impulsadas por la Junta de Castilla y León

Se intensifican las medidas en BurgosSanti OteroEFE

Desde hoy viernes y durante siete días los 175.000 vecinos de la capital burgalesa tendrán nuevas restricciones para hacer frente a la Covid-19, que ha superado los 1.600 casos por 100.000 en los últimos 14 días. Entre las medidas destacan limitar las reuniones a un máximo de tres personas siempre que no sean convivientes y a 15 en lugares de culto, siempre que no se supere el 30 por ciento del aforo.

Así lo publica en la edición de este viernes el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl), tras la negativa del Gobierno de España de aprobar un confinamiento domiciliario, tras la reunión que mantuvieron el vicepresidente y la consejera de Sanidad, Francisco Igea y Verónica Casado, respectivamente, con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que también estuvo presente el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, y al considerar la Junta que es necesario ante la situación epidemiológica restringir las actividades.

Las nuevas medidas aprobadas, a las que se sumarán test masivos de antígenos de segunda generación para rastrear los contagios y análisis de aguas fecales para ver las zonas en las que hay más incidencia, se centran en la reducción del límite de miembros en reuniones en espacios públicos o privados, que se reduce a tres miembros no convivientes, mientras que en el resto de la Comunidad está en seis.

Esta limitación no afectará a la confluencia de personas en dependencias, instalaciones y establecimientos abiertos al público que cuenten con un régimen de medidas de prevención y control aprobado por la autoridad sanitaria. Tampoco se incluyen las actividades laborales e institucionales ni aquellas para las que se establezcan medidas específicas en la normativa aplicable.

Además, en el municipio de Burgos las reuniones, celebraciones y encuentros religiosos podrán desarrollarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, ya sea en espacios al aire libre o espacios interiores, siempre que, respetándose las medidas generales de prevención, no se supere un tercio de su aforo ni un máximo de quince personas.

A estas medidas se suman las que ya funcionan en resto de la Comunidad, que tiene cierre perimetral, toque de queda entre las diez de la noche y las seis de la mañana, con la restauración y hostelería cerrada, lo mismo que los centros comerciales y los deportivos que no sean al aire libre.