La Covid-19 desafía los cierres de la hostelería y los centros comerciales y se expande en Burgos, León, Soria y Valladolid

Los casos acumulados en los últimos siete días se disparan en la provincia soriana, mientras se estancan en Segovia y bajan en Ávila, Palencia, Salamanca y Zamora

Test masivos en la localidad leonesa de San Andrés de Rabanedo (León)Peío García/Ical

La expansión del COVID-19 en los últimos siete días continúa en las provincias de Burgos, León, Soria y Valladolid pese al cierre de la hostelería y centros comerciales, decretado por la Junta desde el pasado 6 de noviembre. La difusión del coronavirus se estanca en Segovia y baja en Ávila, Palencia, Salamanca y Zamora, según refleja la evolución del indicador de la incidencia acumulada en una semana por cada 100.000 habitantes.

Los datos de la Consejería de Sanidad, indican un impacto desigual de la medidas restrictivas en la incidencia del coronavirus en las provincias de la Comunidad, donde se alcanzan de media los 458,84 casos por cada 100.000 personas en los últimos siete días, lo que refleja la tendencia que sigue el virus es creciente, pues el lunes, el día 9, era de 449.

De esta forma, la Covid-19 muestra un aumento en su incidencia en las provincias de Soria, con una subida porcentual del 51,52 por ciento, al pasar de 271,9 casos el viernes 6 de noviembre a 412,92 por cada 100.000 habitantes este sábado. También creció un 12,3 por ciento en Valladolid, al situarse en 510,06, frente a los 454,05 anteriores. En Burgos, el incremento es del 6,03 por ciento, al aumentar de 622,76 a 665,34, y en León, un 0,7 por ciento -de 423,48 a 426,52.

En Segovia, este sábado el coronavirus repite la incidencia acumulada de hace una semana, con 227,91 casos, mientras ha bajado en Ávila, de 417,41 a 336,84; en Palencia, de 498,2 a 426,52; en Salamanca, de 522,24 a 364,72, y en Zamora, de 551,76 a 463,08.

De forma casi similar, entre el sábado 7 de noviembre y hoy, la Covid-19 logró incrementar la incidencia acumulada durante los últimos siete días en cuatro provincias. Así, en Burgos pasó de 640,97 a 665,34; en León, de 417,83 a 426,52; en Soria, de 313,64 a 412,92, y en Valladolid, de 490.24 a 510,06. Por el contrario, frenó su impacto en Ávila con 336,84 casos, frente a los 379,35 del sábado pasado; en Palencia, con 480,81, frente a los 504,41; en Salamanca, con 364,72, frente a los 510,72; en Segovia, con 227,91, frente a los 242,28, y en Zamora, con 463,08, frente a los 555,82.

Todo ello, lleva a este indicador a registrar fluctuaciones durante esta semana. El lunes comenzó con 449,63 casos por cada 100.000 habitantes en una semana, mientras el martes descendió hasta los 434,92. Sin embargo, desde el miércoles, ha iniciado un camino ascendente que conserva hasta este sábado. Ese día avanzó hasta los 439,33; el jueves hasta los 442,33; el viernes, hasta los 452,5, y hoy, hasta los 458,84. Por tanto, entre el lunes pasado y este sábado, ha crecido un dos por ciento.