El obispo de Segovia reprocha al Gobierno que se haya negado a dialogar la Ley Celaá

El prelado César Augusto Franco apela al artículo 27 de la Constitución para reivindicar el derecho de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos.

El obispo de Segovia, César Franco
El obispo de Segovia, César FrancoNacho ValverdeIcal

El obispo de Segovia, César Augusto Franco, ha lamentado el “poquísimo diálogo” con que el Gobierno ha llevado la tramitación de la LOMLOE (reforma educativa), y acusado al Ejecutivo se negarse a recibir a algunas asociaciones de padres que querían manifestar sus objeciones en relación con la normativa.

Durante un encuentro con periodistas, el obispo ha opinado sobre la nueva ley de educación, que previsiblemente será aprobada de forma definitiva este miércoles en el Senado.

”Lamentamos muchísimo la situación porque ha habido poquísimo diálogo, y el hecho de que se haya hecho tan precipitadamente sin consultar, no ya a las instituciones, sino a los propios padres”, ha expresado.El obispo ha señalado que ha habido asociaciones de padres como la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (Concapa) que han querido manifestar su opinión al Ejecutivo respecto a la ley, y “no se han recibido las sugerencias y las indicaciones de los padres”.

”Es muy difícil entender una posición así”, ha añadido Franco, quien ha apelado al artículo 27 de la Constitución para reivindicar el derecho de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos.

El obispo ha añadido que la escuela concertada está “sacando al Estado” de “un problema muy grave” para que la escolarización se puede llevar a cabo a todos los niveles: “Ya hemos dado cifras otras veces de lo que cuesta un alumno en la concertada y lo que cuesta en la pública”, ha manifestado.

Aunque sea el Gobierno el que esté “obligado a organizar” el sistema educativo, en opinión del obispo segoviano “la demanda social está ahí”, por lo que debe ser atendida. ”¿Por qué no va a funcionar cuando funciona en Europa y hasta ahora ha estado funcionando?”, ha cuestionado Franco en relación al modelo concertado, antes de añadir que “los conciertos” fueron “una iniciativa de un Gobierno socialista, ya anterior”.

Durante el encuentro, el obispo ha realizado su tradicional balance del año, el cual en su opinión ha estado “condicionado por la pandemia” pero ello no ha impedido a la Iglesia continuar sus actividades más fundamentales como la liturgia y la evangelización.

Como sucesos importantes en la comunidad católica segoviana, el obispo ha señalado la llegada a San Cristóbal de Segovia de una nueva congregación, en su mayoría de religiosas jóvenes, las Misioneras Oblatas de María Inmaculada. También ha destacado la celebración del XVI centenario de la muerte de San Jerónimo por parte de los únicos miembros de la orden del mismo nombre que quedan en España, cinco frailes que viven en el Monasterio de Santa María de El Parral en Segovia y que recibieron hace unos meses una carta del papa Francisco con motivo de la festividad.

Por último, sobre el futuro de la Diócesis de Segovia, el obispo ha mostrado su preocupación por la falta de sacerdotes en la provincia, aunque ha celebrado que este año se ordenó por primera vez en diez años un diácono en la región y a lo largo de 2021 se espera poder ordenarle presbítero.

Y en relación con la escasez de sacerdotes en la Diócesis, va a convocar una Asamblea Prebisterial, que ya ha tenido que ser aplazada, para el mes de junio de 2021 a la que están llamados todos los sacerdotes para “reflexionar sobre el modo de organizar la Diócesis, las parroquias y arciprestazgos” y tendrá dos días de duración.

Franco explicó que ya hay un documento elaborado que será estudiado por los sacerdotes y arciprestes de cara a la asamblea que, según dijo, “podría ser en junio pero estamos en esa incertidumbre”. En su encuentro navideño con los medios de comunicación, César Franco confió en poder ordenar sacerdote al diácono segoviano Álvaro Martín Molinera.

Para el nuevo año, el obispo espera poder reanudar las visitas pastorales. Otra de las grandes fechas de 2021 será el 8 de agosto con el inicio de la Año Jubilar Henarense para el que se ha elaborado un programa pastoral, espiritual y cultural. El Santuario de la Virgen del Henar fue protagonista este 2020 por la marcha de los carmelitas por falta de vocaciones y la llegada de las Carmelitas Samaritana del Sagrado Corazón, con un nuevo sacerdote cedido por la Diócesis de Toledo.

El obispo de Segovia, César Augusto Franco, hace balance de este año
El obispo de Segovia, César Augusto Franco, hace balance de este añoNaco ValverdeIcal

Nueva imagen corporativa

El obispo de Segovia estuvo acompañado de la responsable de medios sociales, Laura García, que explicó los detalles de la nueva imagen corporativa con la que englobar bajo un mismo paraguas a todos los que forman parte de la Diócesis, constituida por parroquia que, para coordinar su misión, se agrupan en nueve zonas, los arciprestazgos. En el ámbito más humano, sostuvo, está al frente Monseñor César Franco Martínez, con la asistencia de los sacerdotes, y el apoyo de grupos de laicos que forman los consejos pastorales.

Laura García remarcó que lo más representa e identifica a los segovianos y la Iglesia en Segovia es el Acueducto, formado esencialmente por arcos, como los que también están presentes en la gran mayoría de iglesias de la provincia. Por estas razones, la nueva imagen está compuesta por dos elementos: un arco formado por varios más pequeños con una línea abierta, y una cruz que ocupa un lugar preferencial.

“La imagen es sencilla, representada en una gama cromática que permite claridad y que, en conjunto, transmite que somos Iglesia y que somos Segovia. Acompañado de la palabra ‘Bienvenidos’, con el que aspiramos a que todas las personas comprendan y sientan que las puertas de la Diócesis están abiertas para cada uno de ellos, independientemente de su condición”, resumió.