Diez años de cárcel por violarla tras negarse a mantener relaciones con él en Zamora

Además el acusado deberá abonar una indemnización de 10.218 euros a la mujer

Audiencia Provincial de Zamora
Audiencia Provincial de ZamoraLa Razón

La Audiencia de Zamora ha condenado a un hombre a diez años de prisión por un delito continuado de agresión sexual cometido después de que la víctima se negara a mantener relaciones sexuales con él cuando paseaban por el bosque de Valorio, en la capital zamorana.

La sentencia condena también al acusado a abonar una indemnización de 10.218 euros a la mujer y a pagar una multa 720 euros por las lesiones que le causó, además de imponerle la prohibición de acercarse y comunicarse con la víctima en quince años y estar en libertad vigilada seis años tras cumplir la condena.

El fallo judicial, que ha difundido este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), aún no es firme y contra él cabe recurso de apelación.Los hechos juzgados se produjeron el 23 de septiembre de 2018, después de un fin de semana de fiesta en el que condenado y víctima se conocieron, estuvieron consumiendo drogas en una chabola con amigos comunes y acabaron ellos dos solos dando un paseo por el bosque de Valorio, donde él le propuso mantener relaciones sexuales.

Al negarse ella, el condenado la amenazó, le golpeó en el abdomen, el pecho, la espalda y los brazos y le cogió el bolso con su documentación para obligarla a acudir a una casa de un barrio próximo para mantener relaciones sexuales. Allí la empujó y con el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales le quitó la ropa y le penetró vaginalmente en dos ocasiones, según el relato de hechos probados.

El tribunal ha aludido a la verosimilitud y persistencia del testimonio de la víctima, que carecía de móviles espurios y que en sus declaraciones fue coherente y sin contradicciones, y que cuando denunció lo ocurrido, seis días después de los hechos, se sometió a un examen médico que corroboró los hematomas.

El acusado admitió en el juicio las relaciones sexuales pero aseguró que fueron consentidas y que las mantuvieron en el bosque de Valorio, e hizo referencia a un testigo del que no pudo aportar datos.

El tribunal ha aludido al sentimiento de temor, la ansiedad, el miedo y algunos síntomas de depresión que ha dejado a la víctima la agresión sexual para fijar la cantidad de la indemnización.