Paralizada la Estrategia del Lobo del Ministerio

Se atiende la petición conjunta de Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia

Ejemplar de Lobo Ibérico
Ejemplar de Lobo Ibérico FOTO: WWF WWF

Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia han conseguido paralizar la aprobación de la Estrategia Estatal del Lobo elaborada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, después de que la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad atendiera la petición conjunta de estas cuatro Comunidades Autónomas de retirar el borrador de orden del día.

Una decisión que se produce después de que el pasado viernes las cuatro Regiones que albergan más del 95 por ciento de las poblaciones del lobo de toda España solicitaran formalmente al presidente de la Comisión estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad su retirada del orden del día, tras considerar que el borrador de Estrategia carecía del mínimo rigor técnico, “imprescindible en un documento de tal calado”.

También denunciaban que muchos de sus contenidos parten de la premisa de un estatus legal de la especie que en la actualidad se encuentra en litigio y que dichos contenidos podrían vulnerar el régimen competencial autonómico y, por lo tanto, resultar eficaces.

Las cuatro Comunidades consideran que la validez de la Estrategia “queda en entredicho”, al tratarse de un documento que se elaboró sin el consenso de las comunidades loberas, que presenta grandes fallos y que fue concebida por el Gobierno central “únicamente como un medio para instrumentalizar una pretendida gestión centralizada de la especie por cuestiones meramente ideológicas y sin ningún sustento técnico”.

Además, aseguran que continuarán estableciendo en sus presupuestos el crédito necesario para habilitar las órdenes de ayudas destinadas a paliar y compensar los daños que provoca la fauna silvestre.

Otro de los puntos del Orden del día era el informe de la Comisión sobre la estrategia de conservación de las aves esteparias, que también ha quedado sobre la mesa, al ponerse de manifiesto discrepancias en el texto de algunas Comunidades Autónomas y no contar con el texto presentado con el conforme de los responsables del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.