Detenido tras romper la nariz y producir una contusión a puñetazos y patadas en un taller mecánico en Salamanca

El agredido se personó para preguntar por el retraso en el arreglo del coche de un familiar

Coche de Policía Nacional
Coche de Policía Nacional FOTO: CNP CNP

La Policía Nacional de Salamanca detuvo a un joven por un presunto delito de lesiones a otro, que acudió a un taller para interesarse por el retraso en el arreglo del coche de su padre. Según detalla la Subdelegación del Gobierno en una nota de prensa, los hechos comenzaron a primeros de diciembre, cuando el padre del agredido dejó su vehículo en el taller para repararlo y, tras ir varias veces, no lo arreglaban y le daban excusas varias.

La última vez que fue a preguntar por su vehículo fue el 9 de diciembre, día en el que mantuvo una discusión con la persona que le atendió y cuando llegó a su domicilio le contó lo sucedido a su hijo. Este fue al taller para pedir explicaciones y le atendió el hijo del dueño, que se dirigió a él de malas maneras, según especifica la nota.

En un momento de la discusión el joven que le atendió en el taller le propinó un puñetazo en la cara y varias patadas cayéndose al suelo, por lo que tuvo que ser atendido de las lesiones en un centro sanitario. Allí le diagnosticaron rotura de los huesos propios de la nariz y contusión mandibular.

Finalmente, los funcionarios de la Comisaría identificaron al autor de las lesiones y fue detenido el 23 de diciembre. Una vez finalizadas las diligencias, fueron remitidas al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Salamanca, dando cuenta de los hechos.