Stop Accidentes Castilla y León ve necesaria la reforma de la Ley de Tráfico que entra en vigor para frenar el repunte de accidentes

En lo que va de año las carreteras de la Comunidad acumulan quince fallecidos, cinco más que el pasado año y seis más que en 2019

Stop Accidentes Castilla y León ve necesaria la reforma de la Ley de Tráfico que entra en vigor el lunes para frenar el repunte de accidentes
Stop Accidentes Castilla y León ve necesaria la reforma de la Ley de Tráfico que entra en vigor el lunes para frenar el repunte de accidentes FOTO: Ical

Este lunes entra en vigor la nueva Ley de Tráfico que supondrá, en términos generales, un endurecimiento de la normativa y un incremento de las sanciones. Los cambios tienen que ver con los adelantamientos, los límites de velocidad, el uso de los dispositivos y la utilización del cinturón de seguridad.

Para la asociación Stop Accidentes de Castilla y León este cambio normativo es necesario y más teniendo en cuenta el incremento del número de accidentes que se viene registrando en los últimos meses. En lo que va de año, son 15 las personas que han muerto en accidentes de tráfico en las carreteras de la Comunidad, cinco más que el pasado año en el mismo periodo, y seis más en comparación con 2019.

“Todos pensamos que después del confinamiento seríamos mejores conductores, pero no ha sido así”, se lamenta en declaraciones a Ical Jeanne Picard, fundadora de la Asociación Stop Accidentes de Castilla y León, que califica de preocupante el repunte de víctimas en la carreteras, y aplaude que se castigue con más dureza el uso del móvil, “dado que ahora muchos imprudentes incluso se atreven a escribir mensajes de whatsapp”.

A su vez, considera adecuado que se elimine el margen de 20 kilómetros a la hora de adelantar, ya que la velocidad es el primer factor de riesgo al volante y más si se suma a una maniobra peligrosa como es un adelantamiento. Además, para Picard también es positivo que se comience a regular el tráfico de las bicicletas y patines en las ciudades.

A partir del lunes, utilizar el teléfono el móvil con la mano mientras se conduce supondrá la pérdida de hasta seis puntos, por los tres actuales. Con este endurecimiento se pretende combatir las distracciones, que constituyen la primera causa de muerte en accidente de tráfico y, en el caso de Castilla y León, están detrás de uno de cada tres accidentes.

En cuanto a la tasa de alcohol, con la nueva normativa, los conductores menores de edad de cualquier tipo de vehículo -también bicicletas y patinetes eléctricos- no podrán circular con una tasa de alcohol superior a cero. Otra de las novedades también afecta directamente a los ciclistas es la obligación de los conductores de cambiar de carril al adelantarles en vías de dos o más carriles, mientras que en las vías de un solo carril será necesario mantener una distancia de 1,5 metros para no perder seis puntos. En este caso la multa será de 200 euros. La misma sanción supondrá estacionar en el carril bici o vías ciclistas.

Los cambios afectan también a la velocidad, ya se elimina el margen de 20 kilómetros por hora que hasta ahora podía superarse al llevar a cabo un adelantamiento en carretera, y se estable la pérdida de tres puntos por conducir vehículos que lleven mecanismos de detección de radares o cinemómetros, aunque no se usen.

Además, la nueva ley también pretende concienciar del uso del cinturón y de otros elementos de seguridad como las sillitas infantiles, por lo que partir de ahora se perderá un punto más (cuatro), tanto si no se utilizan como si se hace incorrectamente estos elementos de seguridad. La sanción, al igual que en la utilización del móvil, continuará siendo de 200 euros.

Por otra parte, la nueva Ley de Tráfico también establece que el tiempo que deberá transcurrir sin cometer infracciones para recuperar los puntos, en el caso de haber perdido parte de ellos, será de dos años. En el caso de haber perdido todos los puntos del carnet de conducir, estos solo podrán recuperarse a través de los cursos de reeducación. Superar estos cursos otorgará al conductor seis puntos del carné.

Incendios

Por otra parte, tirar colillas u objetos que puedan provocar incendios se convierte en una infracción muy grave que retará seis puntos del carnet de conducir y una multa de 500 euros.

A su vez, respecto a los patinetes, a partir del lunes los conductores de estos vehículos estarán obligados a utilizar casco y no podrán circular por aceras ni zonas peatonales (tampoco en autopistas o autovías).

Estos cambios normativos pueden provocar que las multas, que el pasado año alcanzaron en la Comunidad el récord histórico de 596.917, lejos de las 381.375 del 2020 y por encima de las 553.892 de 2017, la que era la cifra más alta de la serie histórica hasta ahora, continúen incrementándose, en especial por la anulación del margen de 20 kilómetros por hora para adelantar.

Críticas

Por su parte, para el presidente de la Asociación de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, la reforma de la ley de tráfico ha vuelto a poner el acento en el aspecto sancionador y no ha entrado a solucionar las disfunciones que se producen en el carné por puntos. Además, considera que la anulación del margen de 20 kilómetros por hora para adelantar puede aumentar la siniestralidad si no viene acompañado de un cambio de la señalización.

En este sentido, explica que desde el año 1974 los tramos de las carreteras españolas en los que están permitido adelantar están señalizados en un función de una distancia de visibilidad mínima que ahora, con este cambio normativo se modifica.

Por otra parte, Arnaldo también considera que se ha perdido una buena oportunidad para establecer que el derecho a conducir se pierda de forma automática cuando se agotan los puntos, sin tener que esperar a la resolución de un expediente administrativo por parte de las jefaturas de la Dirección General de Tráfico (DGT), y también para establecer una edad mínima para poder conducir patinetes en las ciudades o bicicletas por carretera, así como para que este tipo de vehículos cuenten con un seguro obligatorio.