Casi tres millones para contratar 80 técnicos de apoyo a la investigación en las universidades públicas de Castilla y León

Las instituciones académicas contratarán a 30 jóvenes titulados en FP y 50 universitarios empadronados en la Comunidad

La consejera de Educación, Rocío Lucas, visita el Campus de Ávila de la Universidad de Salamanca
La consejera de Educación, Rocío Lucas, visita el Campus de Ávila de la Universidad de Salamanca FOTO: Ricardo Munoz Martin (Spain) www.rmestudios.com Agencia ICAL

La Consejería de Educación, que dirige Rocío Lucas, resuelve la convocatoria de ayudas a la contratación de personal técnico de apoyo a la investigación para las universidades públicas de Burgos, León, Salamanca y Valladolid. Comprende un total de 80 subvenciones que cuentan con un presupuesto de 2,96 millones de euros, según publica este viernes 15 de julio el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Así, las universidades públicas de la Comunidad contratarán a 30 jóvenes titulados en Formación Profesional y 50 universitarios, en ambos casos, empadronados en municipios de Castilla y León e inscritos en el Registro Nacional de Garantía Juvenil. Serán los investigadores los que supervisen el trabajo de los ayudantes cuyo contrato se alargará hasta un máximo de dos años y contará con una beca de hasta 37.000 euros.

Los posibles beneficiarios han elegido entre las distintas plazas que las universidades habían ofrecido en la convocatoria, y la selección de los mismos se ha hecho conforme a la nota media obtenida en la titulación requerida para el puesto que solicitaban. Esta convocatoria se enmarca en el Programa Operativo de Empleo Juvenil, financiado por el Fondo Social Europeo Plus y la Iniciativa de Empleo Juvenil integrada en el FSE+ en el periodo 2021-2027.

Esta iniciativa beneficiará a las regiones europeas con tasa de desempleo juvenil superiores al 25 por ciento, entre las cuales se encuentra España. Pueden solicitar la inscripción en el Fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil (el sistema por el cual se implanta y desarrolla en España la Iniciativa de Empleo Juvenil) todos aquellos jóvenes, mayores de 16 años y menores de 30, que hayan quedado desempleados o hayan terminado su formación formal.

Convocatorias anteriores

Tanto por el número de solicitantes como por el resultado en empleo, la Consejería de Educación destacó los “buenos” resultados de esta línea de ayudas para la integración de los jóvenes en el mercado laboral. Así, explicó que está logrando que personal técnico se forme en sectores específicos (aumentando su capacidad de integración en el mundo laboral) y que las universidades cuenten con el personal suficiente.

Del estudio de las vidas laborales de los jóvenes que han recibido la ayuda en años anteriores, se desprende que para un 70 por ciento es su primer trabajo, el 25 por ciento había trabajado en empresas con una cualificación muy inferior a su preparación y solo el cinco por ciento había tenido algún tipo de contrato adecuado.

Además, tras finalizar la ayuda, estos jóvenes han encontrado trabajo en empresas de Castilla y León siendo la cualificación directamente vinculada a la preparación que han recibido o han sido contratados por las universidades de Castilla y León en las que se han formado. En resumen, al mes de finalización, el 66,67 por ciento estaban trabajando en puestos de acuerdo con su titulación.