La agricultura ecológica se abre paso con fuerza

La superficie se ha duplicado en los últimos cuatro años hasta las más de 88.000 hectáreas cultivadas

La estrategia “De la granja a la mesa" de la UE incluye la utilización de prácticas sostenibles como la agricultura ecológica
La estrategia “De la granja a la mesa" de la UE incluye la utilización de prácticas sostenibles como la agricultura ecológica FOTO: Certis Europe B.V. La Razón

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, la agricultura ecológica se ha abierto paso de manera importante en el campo de Castilla y León, gracias a la apuesta que se está haciendo por ella por parte de los agricultores y ganaderos de La Comunidad, y eso a pesar de las grandes incertidumbres que rodean al sector agrario por el alza de precios, la crisis energética y una sequía que parece no tener fin.

En los últimos cuatro años, la superficie de cultivos ecológicos se ha duplicado hasta alcanzar las 88.333 hectáreas registradas durante el año 2021, el último dato de que se dispone, frente a las 36.849 de 2016. Un crecimiento que se pone de manifiesto también en el número de operadores que se dedican a la agricultura ecológica en Castilla y León, que ya se acerca a los 1.700.

Si bien, no es suficiente ya esta cantidad apenas representa todavía el 1,6 por ciento del total de hectáreas cultivadas en general en la Comunidad. Una cifra que sigue manteniendo a Castilla y León a la cola en España, muy por detrás de regiones como Navarra, la Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha.

Pese a este crecimiento del sector, desde el Consejo de Agricultura Ecológica de Castilla y León (Caecyl) creen que no se está haciendo todo lo necesario desde la Junta para dar a este sector el impulso definitivo. “Hay que apostar por este modelo de producción incentivando al sector agrario y ganadero a adoptarlo”, señala el presidente de esta entidad, Juan Senovilla, en declaraciones recogidas por Ical, mientras reclama cuantías más sustanciosas en las ayudas ante una nueva PAC que ha apostado fuerte por el agricultor ecológico.

Senovilla confía en que el Plan Estratégico en la Comunidad plantee “seriamente” la apuesta por la agricultura ecológica para que pase a ser “la preponderante. Y es que, en su opinión, cuando concluya la nueva PAC, Castilla y León podría contar con 200.000 hectáreas de superficie de producción ecológica si hay voluntad y se apuesta por ello.

La mayor cantidad de superficie agrícola de producción ecológica pertenece a pastos, praderas y forraje , , que con 41.945 hectáreas supone casi la mitad del terreno total (47,5 por ciento). Le siguen los cereales, las leguminosas y los cultivos industriales, que con 23.858 hectáreas representan el 27 por ciento de la superficie de producción ecológica de la Comunidad, y la vid, con 10.499 hectáreas y un 11,9 por ciento del total. De esta manera, estos tres tipos de superficie representan el 86,4 por ciento del terreno de producción ecológica total en Castilla y León.

Muy por detrás se sitúan los frutos secos (4.647 hectáreas), el barbecho y abono verde (4.124 hectáreas), las hortalizas y tubérculos (1.083 hectáreas), el olivar (699 hectáreas) y las plantas aromáticas y medicinales (279 hectáreas), quedando el resto de la superficie ecológica para otros cultivos (1.199 hectáreas).