Puigdemont lamenta la victoria del partido de Le Pen en ‘su’ Perpiñán

El expresident había pedido el voto por Jean Marc Pujol, quien ayer perdió la alcaldía ante Louis Aliot

Uno de los últimos actos políticos masivos a las puertas de la pandemia fue precisamente el que organizó Carles Puigdenont en Perpiñán para hacer una demostración de fuerza y liderazgo, reunir a todo el independentismo e insistir con el desafío al Estado. Un mitin de claro perfil electoral en una región denominada por el independentismo como la “Cataluña norte”, a apenas 40 kilómetros de la frontera con España y tras ser recibido por el equipo de gobierno municipal.

Ahora, cuatro meses después, Puigdemont ha sido testigo de la victoria del candidato ultraderechista Louis Aliot, ex número dos de Reagrupación Nacional, el antiguo Frente Nacional francés, quien se presentó sin las siglas del partido de Le Pen, y ha lamentado el resultado a través de las redes sociales. “La ciudad de Perpiñán será gobernada por la extrema derecha francesa, inspiradora de las extremas derechas europeas. Mi reconocimiento a tantas personas del norte que han trabajado para evitarlo. No ha sido posible, la victoria de Aliot ha sido clara”.

Aliot ganó con el 53% de los votos y Perpiñán se convierte en la localidad más grande gobernada por la formación de Marine Le Pen en dos décadas.

El expresidente también añade que espera que “el interés por Perpiñán de los medios catalanes del sur no se limite sólo a destacar la victoria del RN. De Perpiñán y de la Cataluña norte nos interesan muchas cosas que también nos afectan y que compartimos. Quizás sea más necesario que nunca”.

Cabe recordar que Puigdemont pidió el voto por el hasta ahora alcalde Jean Marc Pujol -del partido de centro derecha Los Republicanos- en la segunda vuelta de las elecciones municipales. Pujol recibió a Puigdemont el 28 de febrero en el Consistorio en un acto solemne en el que incluso firmó en el libro de honor de la localidad.

Es más, el director de la Casa de la Generalitat en Perpignan (Francia), Josep Puigbert, ha asegurado este lunes que se replantearán las “buenas relaciones” que mantenían con el Ayuntamiento del municipios tras la victoria en las elecciones municipal del candidato de extrema derecha, Louis Aliot. “La elección de un alcalde de extrema derecha en Perpignan nos hace replantear las buenas relaciones que teníamos desde la Casa de la Generalitat con el Ayuntamiento. Una primera consecuencia es que volveremos a celebrar la Diada en la Casa, en vez de hacerlo en el Palau Pams, que es propiedad municipal”, ha subrayado en un mensaje en su cuenta de Twitter recogido por Europa Press.