ERC eleva el tono y manda un aviso a JxCat: “De nada sirve intentar desgastar al que tienes al lado”

El presidente del Parlament, en el punto de mira por la publicación de las resoluciones contra la Monarquía, blinda el trabajo de los letrados. Aragonès reta a PSC y "comunes" a oponerse a la cesión de ahorros municipales

La clase política catalana pasa un verano de clima preelectoral, con un ojo puesto en el president Quim Torra -quien evita poner fecha a la convocatoria anticipada de elecciones- y otro en la vida y los quehaceres internos de cada formación. El objetivo es llegar a otoño a punto, con los candidatos definidos -véase el nombramiento sorpresa de Carlos Carrizosa (Cs)-, el discurso perfilado y las polémicas acotadas. En este sentido, los republicanos, principales favoritos en todas las encuestas, se han visto envueltos en una nueva controversia a raíz de la publicación de las resoluciones contra la Monarquía sin los puntos que colisionaban con el TC. Una decisión ejecutada por el secretario general de la cámara, Xavier Muro, avalada por la Mesa con ERC, Cs y PSC y criticada con dureza por JxCat.

Los postconvergentes, de hecho, han recrudecido sus críticas a los republicanos a raíz de esta nueva batalla, con el propio expresident Carles Puigdemont a la cabeza cargando contra el presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC). “Renunciar a la soberanía del Parlament y ser buenos chicos no llevará ni menos represión ni más libertad”, lanzó ayer el líder de Junts en un claro mensaje hacia la línea de flotación de los republicanos y su máximo responsable institucional.

Pues bien, Esquerra ha tardado apenas un día en responder y lo ha hecho a través del propio protagonista. Torrent, en un acto del partido en Moià, ha cuestionado la estrategia postconvergente y ha mandado varios dardos a JxCat a raíz de la polémica sobre la Monarquía y con la vista puesta en una hipotética campaña electoral. “No vamos a presionar a los trabajadores públicos para que asuman las repercusiones de lo que decidamos los políticos. Este ha sido un consenso dentro del independentismo y lo hemos practicado siempre. Sería oportuno, aconsejable y saludable que no nos apartáramos de él”, ha asegurado primero sobre la decisión de Muro y los letrados de no publicar los puntos que contravienen al TC.

Y luego ha añadido: “Un independentista puede hacer dos cosas, intentar desgastar al compañero de viaje o puede intentar ayudar a construir una unidad estratégica que permita explicar a los ciudadanos cómo llegaremos a la república, cómo haremos la independencia de Cataluña”. “Nosotros [por ERC] somos de la segunda vía, la vía de construir y de proponer ante todos los que quieren desgastar. De nada sirve intentar desgastar al que tienes al lado porque el trayecto lo tenemos que hacer juntos”.

Con estas declaraciones, Torrent y ERC elevan el tono sin citar directamente a JxCat y acusan a sus socios de Govern de tratar de “desgastar” a los republicanos, una crítica que ya se ha repetido en más de una ocasión -Joan Tardà estalló a cuenta del pacto entre postconvergentes y socialistas en la Diputación de Barcelona- en los últimos meses de batalla independentista.

En este caso concreto de las resoluciones sobre la Monarquía, el propio president Quim Torra entró al trapo pidiendo directamente a Torrent el cese del secretario general del Parlament. Varios diputados como Josep Costa (vicepresidente de la cámara) o Albert Batet se sumaron a las críticas y también reclamaron su despido, algo que finalmente fracasó dejando a JxCat sola en su intento.

Aragonès reta a PSC y “comunes” a votar en contra de ceder los ahorros municipales

El vicepresidente del Govern y dirigente de ERC, Pere Aragonès, ha llamadoa los ayuntamientos catalanes a «plantarse» y a no ceder los remanentes municipales a Hacienda, tal y como plantea al Gobierno, al que reclamó que dé marcha atrás. En el acto de hoyjunto a varios alcaldes republicanos, Aragonès ha ido un paso más allá y ha retado a los diputados del PSC y de los comunes a «romper la disciplina de voto» y a oponerse a la convalidación del decreto en el Congreso. Y es que, para el vicepresidente catalán, la cesión de los remanentes a Hacienda es una medida errónea porque «quita herramientas» a los gobiernos municipales.