La Generalitat obligará a cerrar a las 22 horas los comercios que abren todo el día

Sàmper sigue la línea de Aragonès y no descarta el toque de queda en Cataluña

El conseller de Interior, Miquel Sàmper. CONSELLERIA DE INTERIOR
El conseller de Interior, Miquel Sàmper. CONSELLERIA DE INTERIOR CONSELLERIA DE INTERIOR

El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha anunciado que el Procicat aprobarás que los comercios abiertos 24 horas cierren a las 10 horas, como medida para evitar la propagación del coronavirus.

El conseller ha explicado, en una entrevista en Ràdio 4, que es una medida para evitar la venta de alcohol a jóvenes, que afecta a un sector limitado, y ha destacado que es una decisión que “pretende no llegar al toque de queda”, al ser preguntado si se aplicará esta medida en Cataluña.

Ha hecho un balance positivo del primer fin de semana en que se aplicaban medidas para reducir la incidencia de la Covid-19, entre las que destaca el cierre de bares y restaurantes, y ha defendido que en esta segunda ola el Govern irá “por la vía de la terapia pedagógica, y de evitar medidas drásticas”.

Sàmper ha reconocido que hay gente que no tiene voluntad de hacer caso de las medidas, ha dicho que es fácil engañar a la policía pero no al virus, y ha avisado: “Si con la terapia no salimos adelante, seremos más restrictivos, que es lo que no queríamos hacer”.

Ha sostenido que intentarán no llegar a esa dureza, pero ha advertido que “hay la posibilidad del estado de alarma” en el caso de necesitar implementar restricciones a la libre circulación, tras lo que ha instado a que la ciudadanía demuestre que saben hacer las cosas bien.

Sobre si se regulará el acceso a parques naturales tras el incremento de visitantes este fin de semana al Parque del Montseny, Sàmper ha explicado que es una competencia de las diputaciones y ha pedido que no se vuelvan a ver las imágenes de este fin de semana: “No es sostenible, ni para nosotros, ni para el Montseny”.