El juez deja en libertad a los nueve detenidos por el presunto desvío de fondos al independentismo

Entre ellos está el entorno más directo de Puigdemont: Xavier Vendrell, David Madí y Oriol Soler

El juez que investiga el supuesto desvío de fondos públicos para los gastos de Carles Puigdemont en Waterloo ha dejado en libertad al exconseller de ERC Xavier Vendrell (d), al exdirigente de CDC David Madí y al empresario Oriol Soler (i), miembros del "estado mayor" que estuvo detrás del 1-O, y a los demás detenidos.Toni AlbirEFE

Los nueve detenidos en la operación por el presunto desvío de fondos al independentismo que la mañana de este viernes han comparecido ante el titular del Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona han quedado en libertad provisional con cargos tras acogerse a su derecho a no declarar y después de que la Fiscalía no haya pedido medidas cautelares, según han informado fuentes jurídicas.

Entre ellos está el entorno más directo de Carles Puigdemont: el exconsejero de ERC Xavier Vendrell, el exdirigente de CDC y presidente de Aigües de Catalunya, David Madí, y el presidente de la Plataforma proseleccions esportives catalanes, Xavier Vinyals, además del empresario y editor Oriol Soler. Todos ellos formaban parte del llamado “Estado Mayor” del procés, un sanedrín en contacto con el Govern ante el 1-O.

La causa contra la supuesta trama acusada de desviar subvenciones públicas para financiar los gastos del expresidente Carles Puigdemont en Waterloo -abierta por los delitos de malversación, soborno, prevaricación, tráfico de influencias, blanqueo de capitales y desórdenes públicos- es fruto de conversaciones telefónicas intervenidas durante el año y medio en que el caso ha permanecido bajo secreto de sumario.

El juez sitúa al exdirigente de ERC, Xavier Vendrell, en la dirección de Tsunami Democràtic, plataforma desde la que supuestamente “promovió” desórdenes públicos tras la condena a la cúpula del “procés” en octubre de 2019 y que, según resalta el magistrado, no ha mostrado “ningún interés” en reactivarse tras la inhabilitación del expresident Quim Torra. Además, el juez sospecha que Vendrell usó su influencia política para contactar con miembros del Govern con el fin de beneficiar sus distintos negocios, vinculados al tratamiento de residuos municipales, los laboratorios de biomecánica y hasta la fabricación de test de COVID-19.

En el caso de Madí, el juez sospecha que el empresario y exalto cargo de CDC se ha beneficiado de un “importante tráfico de influencias” con el conseller Damià Calvet (JxCat) y habría tratado de hacer negocio con la gestión de la pandemia del coronaviurs. En concreto y según se desprende de los autos, habría tratado de influir en el director de la Agencia Catalana del Agua, Lluís Ridao, «con el objetivo de que se realice un concurso sobre la detección de la covid en el agua. Hasta tal punto llega su esfera de poder que pretende proponérselo a Salvador Illa, ministro de Sanidad, accediendo a él a través de José Luís Ábalos, ministro de Transporte».

Sobre el empresario Soler, el magistrado subraya que existen indicios de su participación en la “estructura organizativa” de Tsunami Democràtic -"estaba a las órdenes de Vendrell"- y recela de los casi 3 millones de euros en subvenciones de la administración catalana que recibió entre 2016 y 2020, en contratos menores de adjudicación directa para no estar sujetos a concurso público.

A las puertas de la Ciudad de la Justicia de Barcelona se han concentrado una treintena de personas para protestar por las detenciones y dar apoyo a los nueve arrestados, que llevan desde el miércoles en dependencias de la Guardia Civil.