Esquerra toma distancia y vencería a JxCat en las elecciones catalanas con holgura

El partido de Oriol Junqueras lograría entre 36 y 37 escaños, mientras que la formación de Puigdemont se quedaría en 28-30.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragones, interviene durante la sesión ordinaria del Pleno del Parlament, en Barcelona (España), a 18 de noviembre de 2020. La sesión de este miércoles ha tratado, entre otros asuntos, sobre la gestión de la pandemia del coronavirus por parte del Govern de la Generalitat. 18 NOVIEMBRE 2020;PARLAMENT DE CATALUNYA;PERE ARAGONÉS;POLÍTICA;ECONOMÍA;PANDEMIA;EPIDEMIA;SALUD;ENFERMEDADES David Zorrakino / Europa Press 18/11/2020David Zorrakino Europa Press

Esquerra vencería holgadamente en las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero al lograr entre 36 y 37 escaños, según la última encuesta publicada por el Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CIS catalán). JxCat lograría entre 28 y 30 escaños y saldría damnificado por el divorcio con el PDeCat, que obtendría entre 0 y un diputado. La CUP daría la mayoría parlamentaria al bloque independentista con sus 6-7 diputados. Entre las cuatro formaciones sumarían entre 70 y 75 parlamentarios -la mayoría absoluta se sitúa en 68 escaños-.

La encuesta se elaboró entre el 7 de octubre y el 13 de noviembre: es decir, abarca también el periodo en que la segunda ola del coronavirus ha alcanzado su pico máximo y se han tenido que tomar medidas muy restrictivas -como el cierre de bares y restaurantes el 16 de octubre-.

Del lado constitucionalista, el PSC sería el partido con más fuerza al crecer hasta los 22-23 escaños, mientras que Ciudadanos se desplomaría -pasaría de los 36 diputados actuales a los 13-14- y ya tiene muy cerca la amenaza del sorpasso del PP, que incrementaría su representación parlamentaria hasta los 8-9 escaños. Vox también irrumpiría con fuerza hasta alcanzar los 7-8 parlamentarios. En total, este bloque sumaría entre 50 y 54 escaños.

Catalunya En Comú-Podem, el partido de Ada Colau y Jéssica Albiach, se quedaría casi como está y obtendría entre 7 y 9 escaños. Si bien, esa representación parlamentaria permitiría a Esquerra elegir socio: bien un nuevo gobierno de coalición independentista con JxCat (64-67 escaños) o bien un gobierno de coalición de izquierdas -tripartito- con Podemos y PSC (65-69 escaños).

El bloque independentista lograría la mayoría parlamentaria, pero también la mayoría en porcentaje de voto, uno de sus objetivos. Entre las cuatro formaciones sumarían el 50,8 por ciento, un umbral que nunca había rebasado. Dentro de ese bloque, Esquerra lograría casi la mitad de los votos (24,4 por ciento) y JxCat obtendría un 18,7 por ciento. Entre las cinco formaciones contrarias a la independencia, sumarían un 47,4 por ciento de los votos.

Oriol Junqueras continuaría siendo el líder político catalán mejor valorado y el único que aprueba: obtiene un 5,56. El segundo político mejor valorado es Salvador Illa con un 4,76. Quim Torra es el cuarto (4,14) y Carles Puigdemont (4,09).

Independencia

A la pregunta sobre si Cataluña tendría que ser un Estado independiente, los favorables a la ruptura con España vuelven a caer con fuerza: pasan de representar un 45,5% en octubre a un 43,6%. En cambio, los favorables a mantenerse en España crecen de nuevo hasta el 49% -en octubre estaba en el 46,3%- De esta manera, esta tendencia se consolida: desde marzo de 2019, los partidarios de la unidad de España vencen a los partidarios de la ruptura.