Cataluña prorroga una semana el confinamiento municipal tras sumar 122 fallecidos en un sólo día

Crece la presión en los hospitales: ingresan 40 personas más, las ucis tienen ya 494 pacientes graves con coronavirus y los centros deben desprogramar intervenciones no urgentes

Una profesional sanitaria atiende a un paciente en el centro especializado en pacientes con clara sintomatologia covid del barrio de Gracia de Barcelona.  EFE/Enric Fontcuberta
Una profesional sanitaria atiende a un paciente en el centro especializado en pacientes con clara sintomatologia covid del barrio de Gracia de Barcelona. EFE/Enric FontcubertaEnric FontcubertaEFE

Cataluña no ha esperado a analizar si los indicadores epidemiológicos de hoy y de mañana confirman un cambio de tendencia en la evolución de la pandemia. La consellera de Salud, Alba Vergés, y el conseller de Interior, Miquel Sàmper, han anunciado este mediodía que se prorrogan las restricciones siete días más. Mantendrá el confinamiento municipal y el cierre de los comercios los fines de semana, en temporada de rebajas, hasta el domingo 24 de enero, día en que estaban convocadas las elecciones del Barça. Esta decisión pone en peligro la cita. Representantes del club azulgrana y del Govern se reunirán mañana para acabar de decidir si los socios podrán votar al nuevo presidente del FC Barcelona. El Govern decidirá también mañana si mantiene las elecciones catalanas el 14 de febrero.

El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, explicó ayer que por primera vez en 40 días, este martes se registraron menos positivos en los test de antígenos respecto a la semana anterior y que si esta tendencia se repetía los próximos días, se podría empezar a pensar que las restricciones han servido para frenar la evolución al alza de la pandemia. Desde el puente de diciembre, la epidemia ha tenido un crecimiento constante. Los contagios han crecido un 2% cada día, sin tregua. Las fiestas de Navidad empezaron con una media de 14.000 nuevos infectados a la semana. En Reyes, esta cifra creció hasta los 18.000. Y esta semana acabará con una media de entre 24.000 y 25.000 casos nuevos.

Argimon ha vuelto a explicar hoy que el patrón de crecimiento sostenido que está teniendo la pandemia desde diciembre ha variado esta semana. Su equipo ha observado que se ha reducido ligeramente el número de casos diarios. Es decir, el jueves se han notificado menos casos que el miércoles; el miércoles, menos casos que el martes y así sucesivamente. Además, este miércoles se ha registrado un 14% menos de test antígenos positivos que hace quince días. Según Argimon, “estos datos nos invitan a un optimismo muy, muy, muy moderado”. Ha repetido el “muy” tres veces y con la boca pequeña, porque se está muy lejos de controlar la epidemia. Para devolver la normalidad a los hospitales y a los centros de atención primaria, su objetivo es llegar a una media de mil contagios nuevos diarios y esta semana arrancó con 7.047 casos y siguió con más de cuatro mil nuevos infectados diarios. Argimon ha avanzado que las próximas semanas, la curva epidémica seguirá al alza. La idea de mantener las restricciones es contener el crecimiento porque si no se actúa, en dos semanas se llegará a los 30.000 casos a la semana que se notificaron durante el pico de la segunda ola. Y en tres semanas, se superaría esta cifra. “No podemos descartar una aceleración de la epidemia en vista de lo que sucede en países del alrededor, como Portugal o el Reino Unido”, ha apuntado Vergés.

La prórroga de las restricciones llega un día negro. En las últimas horas, se han notificado 122 fallecidos por Covid-19, es un número que casi no se repetía desde la primera ola. Desde el inicio de la pandemia, el virus se ha cobrado la vida de 17.847 personas. La presión hospitalaria también crece. Hay 2.541 pacientes ingresados por Covid-19 en los hospitales catalanes, 40 más respecto al último parte. En la UCI, han ingresado cuatro personas más y ya hay 494 enfermos graves con Covid. Roza la barrera de los 500 enfermos. A partir de este número, los hospitales tienen problemas para atender enfermos no urgentes de otras patologías. En el pico de la segunda ola, el 16 de noviembre, las ucis de los hospitales catalanes llegaron a tener ingresados 592 pacientes con coronavirus. En estos momentos, las unidades de cuidados intensivos están al 85% de su capacidad y los hospitales públicos que dependen del Institut Català de la Salut (ICS) están desprogramando intervenciones no urgentes que requieren una cama de UCI. “Si la gente se piensa que todo sigue igual con 500 pacientes graves de covid en la UCI, se equivoca”, ha zanjado Argimon.

A excepción del brote verde que ha destacado el secretario de Salud Pública, los indicadores que miden la pandemia no son buenos. La velocidad de transmisión ha vuelto a crecer y se sitúa en 1,32, esto quiere decir que por cada 100 infectados se contagian 132 personas. Son cinco décimas más respecto al último parte. El riesgo de rebrote alcanza los 696 puntos. Y la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 549 casos por cada 100.000 habitantes.

En las últimas horas, se han registrado 4.473 nuevos casos de Covid-19. Son menos que ayer y que el martes, cuando se notificaron 7.047 infectados en un sólo día. Pero es una cifra que dobla los 1.777 casos que se notificaban antes del puente de diciembre, cuando empezó la desescalada cuando parecía que la segunda ola arreciaba.