Pugna entre Junts y la CUP por la presidencia del Parlament

El partido de Borràs y Puigdemont aspira al cargo, aunque los anticapitalistas han abierto un debate interno para consultar si se postulan y ERC les anima

El aún presidente de la cámara catalana, Roger Torrent al inicio de la sesión de la Diputación Permanente del Parlament celebrada este miércoles
El aún presidente de la cámara catalana, Roger Torrent al inicio de la sesión de la Diputación Permanente del Parlament celebrada este miércolesMarta PérezEFE

Pese a que las negociaciones post 14-F están enfocadas en la presidencia de la Generalitat y la formación de Govern, otra de las carpetas por abrir es la de la constitución del Parlament, fijada como límite para el 12 de marzo. En disputa está la presidencia y los distintos puestos en la Mesa -dos vicepresidencias y cuatro secretarías- a consensuar y repartir entre las distintas formaciones. Tras el paso por las urnas, la intención del independentismo es retener la mayoría de la Mesa y controlar la cámara, y aquí es donde se produce la primera disputa entre Junts y la CUP.

La formación de Laura Borràs considera que le corresponde la presidencia del Parlament en el marco de las conversaciones con los republicanos -como en la anterior legislatura, pero a la inversa-, aunque los anticapitalistas se plantean pujar por la plaza para “hacer frente a los ataques del Tribunal Constitucional a la soberanía” de la cámara e incluso han sometido este punto a debate entre su militancia.

Una de las claves de este enfrentamiento será ERC, en medio de las conversaciones y con la investidura de Pere Aragonès como president de la Generalitat en el horizonte. Este miércoles, el hasta ahora presidente del grupo republicano en el Parlament, Sergi Sabrià, ha animado a la CUP a asumir por primera vez “responsabilidades” de gobierno, si bien también se ha mostrado dispuesto a hablar de la posibilidad de que los anticapitalistas se queden con la presidencia del Parlament. Sabrià ha invitado a los anticapitalistas a “poner sobre la mesa” sus aspiraciones y se ha mostrado “dispuesto a hablar de todo”, si bien ha admitido que las negociaciones avanzan “lentamente” y el consenso “costará”.

Un movimiento importante teniendo en cuenta que este fin de semana pasado Esquerra aseguró que lo “lógico” sería que la presidencia del Parlament fuera para Junts después de que Elsa Artadi la reclamara. Desde la formación postconvergente admiten que, como segunda fuerza soberanista -con 32 escaños, uno menos que ERC, por encima de los 9 de la CUP- no pueden renunciar ni a una vicepresidencia del Govern ni a presidir el Parlament.

Para presidir la cámara catalana, según las fuentes consultadas por EFE, en las filas de Junts per Catalunya se barajan internamente diferentes nombres, incluido el de Laura Borràs si finalmente renuncia a ocupar la vicepresidencia del Govern y se opta por situar a Elsa Artadi como vicepresidenta económica del nuevo ejecutivo. En las quinielas internas de Junts también aparecen otros nombres para presidir el Parlament, como Meritxell Budó, Gemma Geis o Damià Calvet, aunque este último podría mantenerse como conseller.

Justo este miércoles por la tarde, Junts y la CUP se han reunido por segunda vez para “seguir trabajando en un acuerdo de legislatura” de cara a la investidura y la formación del Govern tras las elecciones del 14 de febrero, han explicado en sendos comunicados. En el comunicado de la CUP, la formación anticapitalista ha asegurado que “se han emplazado a trabajar por una estrategia independentista que permita desbordar el marco autonómico durante la próxima legislatura”. También han apostado por “establecer medidas para frenar el aumento de la extrema derecha en las instituciones y en la calle, a velar por la consolidación y la efectividad de un Pacto Nacional Antifascista y a desarrollar una línea conjunta para hacer frente a Vox, que incluya a todas las formaciones”.