Laporta ficha a Ferran López, número dos de Trapero en los Mossos, para dirigir la seguridad del Barça

El presidente del Barça incorpora a quien dirigió la policía catalana durante la aplicación del 155 en Cataluña

Ferran López
Ferran López

Joan Laporta continúa elaborando su organigrama tras la victoria cosechada hace justo un mes en las elecciones a la presidencia del Barça. Hasta ahora ha ido haciendo fichajes de relumbrón y conocidos y parece que continúa en esa línea: ahora ha anunciado la incorporación de Ferran López para dirigir la seguridad del club. El comisario Ferran López es el número dos de los Mossos d’Esquadra y adquirió un gran protagonismo mediático y político cuando sucedió al Mayor Josep Lluís Trapero al frente de la policía catalana durante la aplicación del artículo 155 -la intervención de la autonomía catalana por el referéndum ilegal del 1-O y por la declaración de independencia en octubre de 2017-.

Lo cierto es que, a raíz de situarse al frente de los Mossos d’Esquadra para relevar a Trapero y de ponerse a disposición del Gobierno del PP y de Soraya Sáenz de Santamaría, se situó en el punto de mira de las críticas del independentismo. Sin embargo, Laporta parece haberse centrado más en su valía, como está haciendo hasta ahora para configurar la dirección del club, que en cuestiones de afinidad política. También es cierto que López, cuando declaró ante el Tribunal Supremo por el juicio del “procés”, negó haber mostrado simpatía por el independentismo: “No es un tema que nos interese”, aseguró.

No obstante, pronto fue relevado como jefe de los Mossos d’Esquadra: nada más formarse Govern en junio de 2018 tras el periodo de intervención autonómica -donde el máximo responsable de la Generalitat era el Gobierno-, el nuevo conseller de Interior, Miquel Buch, le cesó, desatando una gran polémica dentro del cuerpo policial. El retorno de Trapero al frente de los Mossos d’Esquadra tras ser absuelto por el “procés” devolvió a López como número dos de la policía catalana.

Con este nombramiento, Laporta suma y sigue construyendo el organigrama. La figura que más peso tendrá será Ferran Reverter, que será el CEO del club tras estar más de dos años como consejero delegado de la cadena alemana de venta de electrodomésticos y artículos de electrónica MediaMarkt. Para el área deportiva, Mateu Alemany se ha convertido en el fichaje estrella, un hombre que allí por donde ha pasado hasta el momento ha cosechado éxitos: los más sonados son el Mallorca, equipo al que llevó a jugar la Champions League, a disputarle una Liga al Real Madrid y a ganar una Copa del Rey, y el Valencia, club al que rescató tras una larga travesía por el desierto y devolvió a la Champions League y a la consecución de títulos -una Copa del Rey-.

El nuevo presidente del Barça venció con holgura en las elecciones del pasado 7 de marzo -obtuvo más de la mitad de los votos- y ha adoptado un papel conciliador para tratar de recoser al barcelonismo y a un club en horas bajas, tanto a nivel de títulos como, sobre todo, a nivel económico. Laporta consiguió “in extremis” el aval para poder ser investido: a última hora, pudo presentar los 124 millones de euros ante La Liga de Fútbol Profesional (LFP).