Detenido por conducir 30 kilómetros en dirección contraria y con un cadáver al lado

El fallecido no presentaba signos de violencia y estaba en el asiento del copiloto

Así fue encontrado el vehículo
Así fue encontrado el vehículoLa Razón

Los Mossos han hallado el cadáver de un hombre de edad avanzada en un vehículo al detener a un conductor tras circular más de 30 kilómetros en dirección contraria por la AP-7, en el Alt Empordà (Gerona). El cuerpo, que estaba en el asiento del acompañante, no presentaba aparentes signos de violencia. Los agentes han arrestado al conductor, un hombre de nacionalidad suiza de 66 años y residente en España.

Hacia media de la mañana, un vehículo que circulaba en sentido norte por la autopista y estaba a punto de cruzar la frontera ha girado de repente. Desde allí y hasta la salida 5 (la que lleva hacia la Escala) el coche ha ido en contra dirección, hasta que ha salido de la autopista y ha comenzado a circular por carreteras secundarias. Los Mossos, que han desplegado a varias patrullas para interceptarlo, le han podido atrapar a la altura de Jafre. Allí, el conductor ha tenido un accidente y ha salido de la carretera. Tras detenerlo, la policía lo ha trasladado a la comisaría de la Bisbal.

Según las primeras informaciones policiales, el hombre circulaba con un coche de matrícula extranjera en dirección a Francia hasta que ha llegado a la frontera por la AP-7, donde se ha encontrado un control de la policía gala. En aquel punto ha dado media vuelta y ha seguido su ruta en dirección Barcelona, pero contra dirección.

El hombre ha quedado detenido por conducción temeraria, a la espera de que se puedan imputar nuevos delitos al arrestado. No han trascendido las intenciones del conductor kamikaze, y si en el coche, cuando se ha accidentado y se ha podido registrar, se han encontrado también armas o drogas.

Los Mossos d’Esquadra mantienen una investigación policial abierta para aclararlo todo y saber de dónde ha salido el cadáver del hombre que llevaba al coche el detenido. De momento, la policía catalana cree que el hombre muerto no presenta signos de violencia.