Aragonès usa el Parlament para llamar a un frente común y vender el referéndum como la opción “más inclusiva”

Aprovecha para pedir a partidos y entidades un acuerdo nacional antes de la mesa de diálogo en una intervención ante la cámara a petición propia sobre “la desjudicialización del conflicto”

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, durante su comparecencia ante el pleno del Parlament para dar cuenta del "proceso de desjudicialización de la política"
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, durante su comparecencia ante el pleno del Parlament para dar cuenta del "proceso de desjudicialización de la política"Quique GarcíaEFE

El president Pere Aragonès ha comparecido hoy ante el pleno del Parlament a petición propia para opinar sobre los indultos a los condenados por el “procés” concedidos por el Gobierno de Pedro Sánchez y valorar la llamada “desjudicialización del conflicto político”. Es decir, para esbozar la hoja de ruta a seguir a partir de ahora desde la Generalitat con la Moncloa. Pocas novedades ha aportado el discurso del republicano, quien ha insistido en la autodeterminación y la amnistía como las líneas rojas del independentismo para negociar con el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos en esta nueva etapa. En este sentido, el president ha usado el atril del Parlament para vender el referéndum como la opción “más inclusiva” para los catalanes -porque puede implicar también una “derrota”, según sus palabras- y ha aprovechado para llamar a un frente común antes de la reanudación de la mesa de diálogo.

Y es que hasta en dos ocasiones el president ha defendido que una consulta binaria sobre la independencia de Cataluña es “inclusiva” porque los partidarios del ‘no’ pueden ganar. “No tenemos ninguna duda de que el referéndum es la opción más inclusiva de todas, es la que representa a todo el mundo. No excluye que nadie pueda obtener lo que defiende. Los que defienden la continuidad dentro de España, en un referéndum pueden ganar. Se tienen que atrever a ganar”, ha dicho durante su comparecencia en el Parlament sobre “la desjudicialización del conflicto político entre Cataluña y España”.

En concreto, el presidente de la Generalita ha llamado a construir en las próximas semanas una “gran alianza” por la amnistía y un referéndum de autodeterminación para afrontar la mesa de diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez. En su comparecencia en el pleno, ha explicado que quiere reunir el Acuerdo Nacional por la Amnistía y la Autodeterminación antes de la reactivación de la mesa de diálogo con el Gobierno en la tercera semana de septiembre, y el primer paso será convocar “con la máxima celeridad” a los grupos que apoyaron su investidura -ERC, Junts y la CUP- para después ampliarlo a más partidos, entidades e instituciones.

Aragonès ha defendido la necesidad de transformar el consenso que, a su juicio, hay en la sociedad catalana entorno a la amnistía y la autodeterminación en “una herramienta efectiva, una herramienta política” que refuerce esta posición en la negociación con el Gobierno. De hecho, el Acuerdo Nacional por la Amnistía y la Autodeterminación es uno de los puntos que incluye el pacto de Gobierno entre posconvergentes y republicanos.