La mitad de los catalanes opina que la Generalitat ha gestionado mal la pandemia

Solamente un 1% considera que Cataluña ha hecho un “muy buen trabajo” con el virus

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, durante una declaración institucional.
El president de la Generalitat, Pere Aragonès, durante una declaración institucional.David Zorrakino Europa Press

Malos datos para la Generalitat en cuanto a la gestión de la pandemia de los que Pere Aragonès deberá tomar nota. Si la quinta ola ha pillado al ejecutivo catalán por sorpresa tras levantar muchas medidas restrictivas, la encuesta del CEO -CIS catalán- publicado hoy ha mostrado que gran parte de la población se encuentra desencanta con la gestión que ha hecho la Generalitat durante la pandemia aunque aún no ha encuestado a la del actual gobierno.

Con los nuevos consellers como Josep Maria Argimon al frente de Salud, la Generalitat tratará de dar un vuelco a los malos datos de percepción de la población aunque puede que le sea muy difícil. Esto, en gran parte, puede ser debido a que Cataluña se ha convertido en la peor parada con la quinta ola de contagios de todo el estado y una de las que peores datos registra de toda Europa.

Con esta premisa, la encuesta ha dado unos resultados demoledores. Más de la mitad de los catalanes cree que la Generalitat y el Gobierno central están gestionando ‘bastante’ o ‘muy’ mal la crisis del coronavirus, según la tercera ola de la ‘Enquesta panel sobre valors i Covid-19’ del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) realizada entre el 21 de abril y el 4 de mayo.

Preguntados sobre cómo está gestionando la Generalitat, un 17,5% cree que lo está haciendo ‘muy mal’, un 33,7% ‘bastante mal’, un 33,3% ‘ni una cosa ni otra’, un 13,1% ‘bastante bien’ y un 1% ‘muy bien’. Además, un 68,4% de los encuestados cree que España saldrá ‘gravemente perjudicada’ de la crisis, por un 24,7% que considera que ‘ni una cosa ni otra’ y un 5,5% ‘fuertemente reforzada’, mientras que un 63,9% considera que Catalunya saldrá ‘gravemente perjudicada’, por un 28,7% que ‘ni una cosa ni otra’ y un 5,7% ‘fuertemente reforzada’.

Con estos datos el Gobierno de la Generalitat no sale muy bien parado tras la gestión de los meses en los que la Covid ha invadido nuestras vidas. Datos que seguramente analizarán en el actual gobierno tras lo visto con los datos negativos que se han registrado día tras día después de la relajación de las medidas y la noche de San Juan.

Con aperturas y cierres semana tras semana, las rectificaciones del ejecutivo parecen descontentar a la población ante la falta de claridad de las medidas. Con una desescalada triunfal para la noche de San Juan, ahora, Cataluña ha visto un retroceso brutal en las medidas como la vuelta del toque de queda para intentar frenar de forma efectiva la escalada de contagios.

Ayer, Argimon, reconoció que aunque la comunidad haya pedido a la justicia una aplicación de esta medida para una semana será casi imposible que esta sea la duración final. El conseller, como ya habían hecho los días previos otros miembros del gobierno de Aragonès, ha argumentado que la restricción con toda seguridad será de “más de tres semanas”.

Para que esto se cumpla el ejecutivo deberá ir renovando las peticiones para alargar la medida y recibir el aval de los jueces para poder implantarla. Aún así, la comunidad ha registrado en los últimos días más de 8.000 contagios cada 24 horas lo que ha provocado un gran colapso en la atención primaria, una de las encargadas de la campaña de vacunación.

La nueva encuesta del CEO también ha dejado otros datos curiosos relacionados con la pandemia que muestran el descontento y pesimismo de la ciudadanía. Un 67% de los catalanes tiene miedo de enfermar y sufrir gravemente por el coronavirus y un 70,7% teme la recesión económica posterior a la pandemia, lo que demuestra la gran incertidumbre generada por el virus.

Además, un 21,2% de encuestados asegura tener ‘mucho miedo’ y un 45,8% ‘bastante miedo’ a enfermar él o sus seres queridos y sufrir gravemente debido al coronavirus, mientras que a un 25,2% le da ‘mucho miedo’ y a un 45,5% ‘bastante miedo’ que él o sus seres queridos sufran debido a la recesión económica posterior a la pandemia.