La pandemia sigue disparada en Cataluña con 21 muertes más

Aragonès aasegura que el toque de queda ha empezado sin incidentes reseñables

Un trabajador sanitario con una persona con dependencia
Un trabajador sanitario con una persona con dependencia FOTO: Europa Press

Cataluña ha registrado hasta este viernes 1.174.484 casos confirmados acumulados de coronavirus desde el inicio de la pandemia --1.088.439 con una prueba PCR o test de antígenos--, 15.030 más que en el recuento del jueves, informa la conselleria de Salud.

En las últimas 24 horas se han registrado 21 muertes y el total de fallecidos es de 24.434: son 15.605 en hospital o centro sanitario, 4.663 en residencia, 1.274 en domicilio y 2.892 que no son clasificables por falta de información.

En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 1.359, 15 más que en el último recuento.

Un total de 376 pacientes se encuentran ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) de centros públicos y privados, 20 más que en el último recuento: 242 necesitan ventilación invasiva (intubación), 11 requieren oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO), y 123, apoyo sin intubación.

La velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) baja a 1,33 y el porcentaje de positividad de los test de antígenos y PCR se sitúa en 12,21%, mientras que la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 978,06 por cada 100.000 habitantes y la media de edad de los casos confirmados es de 35,32 años.

La tasa de riesgo de rebrote ha subido: el jueves se situaba en 1.144, y 24 horas después está en 1.264.

Cataluña ha administrado la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus a un total de 6.250.177 personas desde que empezó la campaña de vacunación, de los que 6.051.828 ya tienen la pauta completa: hay 16.965 nuevos inmunizados en las últimas 24 horas.

En porcentajes, el 78,9% de la población catalana está vacunada con al menos una dosis de la vacuna, mientras que un 76,1% ya tiene la pauta completa de la vacunación.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado que la primera noche de toque de queda en Cataluña por la pandemia de coronavirus “ha ido bien, no ha habido ningún incidente, y, por tanto, va como debe ir”.

En una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha afirmado que asume el “desgaste” político que conlleve tomar medidas, al preguntársele si el presidente del Gobierno no es tan drástico con la intención de no desgastarse.

Pere Aragonès ha alegado que “son medidas para proteger la salud” y que es importante que en estas navidades se minimicen los encuentros.

“Nos guiamos por un criterio científico, sanitario y médico” a raíz de un comité científico de expertos, y las decisiones se han tomado por responsabilidad, ha añadido.

“El próximo lunes hará un año que iniciamos la vacunación en Cataluña”, ha recordado, y ha dicho que ahora hace falta seguir tomando medidas paralelas que ha calificado de absolutamente necesarias.

Y ha añadido: “Medidas como las que hemos tomado nosotros se acabarán tomando en otros sitios en unos días. Pero creo que no nos podemos esperar. El virus no pregunta si es Navidad”.

También ha dicho que prevé la reapertura de las escuelas catalanas en enero tras las vacaciones navideñas pese a las nuevas restricciones de la Generalitat por la pandemia.

“No tenemos ningún indicio sobre la mesa para que se deben cerrar las escuelas. En estos momentos lo descarto”, ha dicho.