El pueblo independentista fundado por Franco

Villafranco del Delta pasó a llamarse Poblenou del Delta y de votar a la UCD a hacerlo por ERC

Villafranco del Delta (Poblenou del Delta) poco después de su fundación
Villafranco del Delta (Poblenou del Delta) poco después de su fundación FOTO: La Razón (Custom Credit)

La historia de Poblenou del Delta es indisociable de un paraje tan atípico, hipnótico y, en cierto modo, postapocalíptico como el delta del Ebro. Al fin y al cabo, se fundó como una suerte de colonia y ahora se ha convertido en campamento base ideal para los visitantes que quieran explorar la zona o para degustar platos típicos como el arroz de pato y anguila. Hoy en día, esta localidad dependiente de Amposta vota a ERC republicana, pero no siempre fue así.

Ya en el siglo XIX, la Comandancia de Marina autoriza, mediante una cesión temporal, el establecimiento de pequeñas extensiones en la zona marítimo-terrestre, comprendida entre la Ràpita y la laguna de l’Encanyissada, en el delta del Ebro, dedicadas al cultivo. Por lo que paulatinamente, grupos de colonos se fueron instalando. Era una zona donde podían encontrarse montañas de arena, pequeños fosos o galatxos (tipo de canal erosionado por el mar al subir y bajar). Estos colonos pasaron de barracas dispersas en los alrededores a ubicarse en la tierra ganada al agua.

Así las cosas, este proceso culminó con la creación de un pueblo por parte del Instituto Nacional de Colonización que sirviera como residencia para los agricultores que trabajaban en los arrozales de la zona. En 1952 se iniciaron las instalaciones de alcantarillado y caminos, así como de los edificios que habían de estar listos en 1957. Una vez saneada aquella zona fue distribuida entre 97 familias de colonos y el pueblo fue bautizado con el nombre de Villafranco del Delta. Y así se quedó durante casi 50 años, hasta que en 2003, la Generaltat de Cataluña cambió la nomenclatura por la de Poblenou del Delta en aplicación de la ley de memoria histórica.

La evolución de la agricultura ha cambiado la economía del pueblo, que actualmente se dedica mayoritariamente al turismo natural relacionado con el parque natural del Delta del Ebro.

Poblenou del Delta en la actualidad
Poblenou del Delta en la actualidad FOTO: La Razón (Custom Credit)

Al tratarse de una localidad colonial, es una rara avis urbanística en la zona. Un pueblo blanco que tiene poco o nada que ver con la arquitectura de la zona y que ayudan a conferirle un aspecto particular. Sobre un trazado ortogonal de calles, está formado por 96 viviendas unifamiliares con tipología de casa-patio. Consta de los necesarios equipamientos (iglesia, escuela, ayuntamiento, sala de espectáculos,...) organizados en torno a una única placa. Desarrolladas en dos niveles, todas las casas se abren, en planta baja, en un gran patio cerrado, en forma de “L”. Pero, además, la abundante vegetación de sus calles las convierte en auténticos jardines.

El viraje nominal del pueblo también tiene su reflejo en la evolución del voto. En las primeras elecciones democráticas de Cataluña, en 1980, UCD se llevó el gato al agua en Amposta con el 32% de los votos seguido del PSUC con el 22%. El voto independentista era, por entonces, bastante anecdótico ya que la suma de CiU y ERC apenas alcanzaba el 18%. Con el paso de los años, la situación se fue revertiendo hasta que en las pasadas elecciones de 2021, los partidos independentistas volvieron a superar el 50% de los votos. En concreto, ERC, Junts y la CUP sumaron el 65% del apoyo. Poco queda, así pues, de los colonos originales.