Muere a los 75 años el obispo de Girona, Francesc Pardo

En julio de 2008 fue nombrado por el papa Benedicto XVI y tomó cargo ese mismo año

El obispo de Girona, Francesc Pardo
El obispo de Girona, Francesc Pardo FOTO: OBISPADO DE GIRONA Europa Press

El obispo de Girona, Francesc Pardo, ha muerto a los 75 años, tras semanas ingresado en el Hospital Josep Trueta de Girona.

Según ha informado el Obispado de Girona este viernes en un tuit recogido por Europa Press: “Comunicamos oficialmente que esta noche ha muerto el obispo Francesc. Descanse en paz”.

Pardo nació en Torrelles de Foix (Barcelona) el 26 de junio de 1946, entró en el Seminario Menor de Barcelona y cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor.

Obtuvo la licenciatura en Teología en la Facultad de Teología de Catalunya, y es autor de diversos artículos publicados en revistas especializadas de pastoral.

Fue ordenado capellán en la basílica de Santa Maria de Vilafranca del Penedès en 1973 y en julio de 2008 fue nombrado obispo de Girona por el papa Benedicto XVI, tomando posesión del cargo el 19 de octubre de ese año.

Recientemente, Francesc Pardo, había entrado en una “situación clínica crítica y de una gran fragilidad”, informó el Obispado en un comunicado, que añadió que se mantenía consciente y estable dentro de la gravedad.

Pardo, que ingresó el 3 de marzo en el Hospital Josep Trueta de Girona por un empeoramiento de su estado de salud, experimentó una “progresiva mejora que hacía pensar en un retorno a su casa” a finales de la semana pasada, pero su proceso de recuperación cambió de forma inesperada --textualmente-- el pasado martes.

En una carta dirigida a los diocesanos, el vicario general del Obispado, Lluís Suñer, pidió “seguir rezando por el obispo y por todos los enfermos”.