El cuadro que España puso en venta por 9.000 euros y vale 3 millones de dólares

Christie’s subasta una de las obras maestras de Joos van Cleve después de que saliera de Madrid en 2018 por un precio muy bajo

Un fragmento del cuadro que se subasta en Christie's
Un fragmento del cuadro que se subasta en Christie's FOTO: Christie's

El mundo del arte tiene muchos giros de guion, en ocasiones demasiado inesperados. El pasado 27 de mayo, el historiador del arte Albert Velasco llamaba la atención en su cuenta de Twitter sobre la aparición en una subasta de una pieza excepcional. Se refería al lote número 13 de la subasta que el próximo día 10 de junio tendrá lugar en la sede de Christie’s de Nueva York y dedicada a los maestros antiguos. Es allí donde se ofrece una pintura de Joos van Cleve, un pintor flamenco del Renacimiento y que está representado en museos como el Prado de Madrid o el Louvre de París. Christie’s espera poder llegar a los 3 millones de dólares.

Sin embargo, como señaló Velasco, lo curioso del caso es que esta obra se vendió en Madrid, concretamente en Fernando Durán, en diciembre de 2018, por un precio significativamente menor. En aquel momento, la casa de subasta ofrecía esta pieza bajo el título “San Francisco recibiendo los estigmas” y sobre su autoría únicamente se indicaba que era de escuela flamenca siglo XVI. Su precio de salida fue de 9.000 euros y llegó a los 85.000 euros. El comprador fue un coleccionista extranjero que lo pudo sacar de España sin ningún problema y con todos los permisos en regla.

La pintura había estado durante años guardada en una colección privada madrileña hasta que salió a subasta. Una vez adquirida se pudo limpiar y quitar el barniz antiguo descolorido. El especialista Peter van den Brink fue el encargado de señalar que podría tratarse de una composición de Joos van Cleve. El pintor, siguiendo la iconografía de la época, habría optado por representar a San Francisco arrodillado con los brazos en alto en el momento de recibir los estigmas.

No era la primera vez que el pintor y su taller trabajaban este tema. Se conocen al menos dos versiones de San Francisco por Joos van Cleve. Tal vez la más conocida sea la que se conserva en el Louvre y que el artista realizó en 1525 para la capilla privada del comerciante genovés Niccolò Bellogio en la iglesia de Santa Maria della Pace en Génova. La otra puede verse en la actualidad en el ala interior derecha del retablo de la capilla de Nuestra Señora de las Nieves de Agaete, en Gran Canaria. También fue un encargo de un comerciante genovés, Antón Cerezo, un comerciante de azúcar también de Génova y su esposa canaria, Sancha Díaz de Zorita. Se habría pintado antes de 1532.

El detallado estudio de la obra que estuvo en Madrid ha determinado, gracias al análisis dendrocronológico de la mano de Peter Klein, que muy probablemente Joos van Cleve trabajó en esta pintura en 1522 en adelante. Otro detalle importante es que Klein también ha podido determinar que la tabla procedía del mismo árbol que se usó para una tabla de otra pintura de Joos van Cleve y su taller, el “Descanso en la Huida a Egipto”, hoy en la Alte Pinakothek de Múnich. Todo ello hace sospechar que la pieza habría sido ejecutada posiblemente en 1525. Este San Francisco, por ahora y según Christie’s, es propiedad de un distinguido coleccionista estadounidense. Puede que gane 3 millones de euros con una de las mejores operaciones artísticas de todos los tiempos.