La Generalitat impondrá el catalán a los niños menores de 6 años

La medida llega tras esquivar las medidas para aplicar el 25 % de castellano en las aulas

Imagen de archivo de una guardería
Imagen de archivo de una guardería

La Generalitat ya ha dado a conocer que ultima ahora la imposición del catalán Tras aprobar una serie de medidas que sortean la sentencia que obliga a los colegios a impartir el 25 % de las clases en la lengua común, el gobierno catalán quiere llevar esta imposición lingüística a las guarderías.

De esta manera, el ejecutivo ya trabaja en un decreto de enseñanza que incluye las líneas generales de la inmersión en las primeras etapas de enseñanza. En concreto, se propone la predominancia del catalán y el acorralamiento del español tanto en el primer como en el segundo ciclo de infantil, es decir, entre los niños de 0 a 6 años.

Este nuevo desafío del separatismo llega después de que el PP y Ciudadanos, y otras entidades probilingüismo hayan acudido al Tribunal Constitucional para denunciar las leyes de la Generalitat que sortean la sentencia que impone el 25 % de español en las aulas.

Las primeras reacciones políticas a esta información llegan de la mano de Vox. Santiago Abascal, a través de redes sociales, culpa al Gobierno de Sánchez de los «atropellos del separatismo» y pide «contundencia».

El anuncio de este decreto, que por el momento se trata de una norma en fase preliminar, llega dos semanas después de que la Generalitat alcanzara un acuerdo con Moncloa en forma de “pacto”, por el que “el catalán debe seguir siendo la lengua normalmente usada como vehicular y de aprendizaje en el sistema educativo”.

Lo cierto es que el catalán lleva implantado en las guarderías desde 2006, aunque la intención del gobierno autonómico es que sea lengua vehicular y prioritaria. Los propios letrados de la Generalitat avanzan que buena parte del decreto atenta contra el Estatuto de Autonomía y la jurisprudencia constitucional, por lo que, auguran, “acabará en los tribunales”.

Ana Losada, presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe, que ya prepara una gran movilización en Barcelona el próximo 18 de septiembre, lamenta que el gobierno catalán “no atienda a sentencias ni leyes y va a seguir pisando el acelerador”.

Losada, denunció la pasada semana que las peticiones individuales para el cumplimiento del 25 por ciento de español en las escuelas catalanas «no siguen su trámite». «Estamos realmente desamparados y en una situación peor que antes de la ratificación del Supremo de la sentencia del 25 por ciento en noviembre de 2021″, recalcó.

En este sentido, incidió en la importancia de «transmitir a toda la sociedad española» que el acuerdo entre el Gobierno y la Generalitat es «muy grave» porque mantiene la escuela monolingüe en catalán y vulnera la Constitución.