Hispanofobia

La ex consellera de la Generalitat de Cataluña Dolors Bassa quiere eliminar el castellano de cualquier debate electoral

La condenada por el "procés" no tuvo en cuenta que su compañero de partido Gabriel Rufián es castellanohablante

Dolors Bassa
Dolors Bassa Archivo

La ex consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia Dolors Bassa (ERC) señaló en su cuenta de Twitter y antes del debate electoral del martes en TV3 “Eliminemos aquellos partidos que candidatos y candidatas se presentan en #DebatTV3CatRadio en español. No queremos la reconquista de España en Cataluña”, olvidando que el candidato de la formación en santa Coloma de Gramenet, Gabriel Rufián, es castellanohablante.

La candidata de Cs a la alcaldía de Barcelona, Anna Grau, ha tildado a Bassa de "cateta, anticatalana y facha" por haber pedido eliminar los partidos con candidatos que se presentaron en castellano en el debate electoral. En este sentido, Grau ha subrayado en rueda de prensa "la importancia de defender el bilingüismo en las instituciones", ha informado la formación naranja en un comunicado.

"Fue Cs, y no otros partidos, quien más ha hecho para normalizar el uso de las dos lenguas oficiales en la vida pública y política de Cataluña", ha concluido.

Por su parte, la candidata de Valents en Barcelona, Eva Parera, ha tachado de "ignorante" a Bassa por el mismo motivo. "Usted es una ignorante que desconoce que en Barcelona y en Cataluña hay dos lenguas oficiales", ha dicho Parera este jueves en declaraciones a periodistas.

"Quien tiene que desaparecer de las instituciones no somos nosotros los que nos dirigimos a los ciudadanos en catalán y en castellano de forma indistinta, son ustedes que llevan a las instituciones el racismo, la xenofobia, el odio y el supremacismo. No están haciendo ningún favor al catalán", ha zanjado.

Respecto a su condena por el referéndum ilegal y participación en el “procés” independentista, Bassa alegó este año, ante el Tribunal Supremo que la Sala Segunda “vulnera sus derechos fundamentales con la interpretación que ha hecho de la reforma de los delitos de sedición y malversación para revisar su sentencia”.

Los magistrados decidieron no modificar la pena de 12 años de inhabilitación absoluta que se hallaba cumpliendo la política de ERC y ex secretaria general del sindicato UGT en Girona -la de prisión le fue indultada en 2021 por el Gobierno- a pesar de que modificó su condena.

Se mostró crítica con la decisión del Supremo: "Ahora resulta que nos decían que el delito era la sedición y la malversación había servido para hacer sedición. Cae la sedición del Código Penal y ahora en la 12.ª de sentencia se ve que eran por la malversación. Apa, aquí!". "Nos quieren atemorizados, callados y con perfil bajo", afirmó en febrero la ex consellera en un tuit.