Comunidad Valenciana

Prohibido socializar de paseo con el perro

Valencia cierra con cadenas las sesenta zonas reservadas para canes a fin de evitar aglomeraciones durante el estado de alarma

Operarios del servicio de parques y jardines del Ayuntamiento de Valencia van a precintar y cerrar con cadenas las sesenta zonas de socialización de perros para evitar aglomeraciones durante el estado de alarma por la crisis del coronavirus.

La decisión se ha tomado después de recibir algunas denuncias sobre personas que estaban acumulándose en estos espacios, según ha explicado el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo.

Campillo ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los vecinos para cumplir la normativa vigente durante el estado de alarma y ha recordado que “si bien está permitido bajar las mascotas para que hagan sus necesidades, se tiene que estar el menor tiempo posible en la calle y volver a casa”.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana ha pedido que no se haga uso de las zonas de socialización de perros porque, “al igual que los parques y jardines, son lugares de esparcimiento donde pueden acumularse personas y, por tanto, incrementar el riesgo de contagios”.

Según Campillo, a pesar de que muchos de estos espacios se encontraban dentro de parques ya cerrados, algunos están en jardines abiertos y son fácilmente accesibles. Por ello, a partir de ahora, todas las zonas de socialización de perros de Valencia permanecerán cerradas con precinto y candado para evitar la entrada.

En Valencia hay actualmente sesenta zonas de socialización de perros, todas con una superficie de entre 200 y 600 metros cuadrados y muchas de ellas tienen dos puertas de entrada y disponen de fuente, bancos para sentarse, papeleras y arbolado.

El cierre de estos espacios durante el estado de alarma es una de las medidas que el Ayuntamiento ha puesto en marcha para ayudar a la contención de la pandemia del covid-19.