Los MIR ven “avance” en la negociación pero no hay acuerdo y sigue la huelga

Los médicos en formación piden una jornada máxima de 37,5 horas semanales

El comité de huelga de los Médicos Internos Residentes (MIR) ha constatado cierto “avance” en la negociación con la Conselleria de Sanidad, pero lo consideran insuficiente y mantienen la huelga que se inició el pasado 21 de julio.

Ambas partes han mantenido este martes una nueva reunión, la cuarta, sin que se hayan alcanzado acuerdos ni en materia de descanso ni de retribuciones.

Entre otras cuestiones, los MIR valencianos reclaman que se equipare su trabajo y descansos con las de un médico adjunto, una jornada máxima de 37,5 horas semanales o la equiparación salarial con las demás comunidades autónomas.

“Por primera vez hemos visto hoy intención de negociar en los representantes de la Conselleria de Sanidad”, han señalado portavoces del comité de empresa, “pero seguimos alejados en puntos importantes, nos siguen faltando horas de descanso y mejoras salariales”.

Desde la Conselleria de Sanidad, se ha lamentado que los MIR “hayan dado por rota la negociación” y se ha informado de que se mantiene “la propuesta de mejoras planteadas, que prácticamente equipara a estos facultativos y facultativas en formación al personal estatutario”.

La directora general de Recursos Humanos, Carmen López, ha asegurado que la negociación con los médicos en formación ha sido, a pesar de todo, “productiva”. “De hecho, de los 31 puntos de la tabla de reivindicaciones se han cerrado prácticamente 30”.

Reclamaciones como el descanso de 36 horas tras las guardias de sábado, un mínimo de 2,5 horas formativas dentro de la jornada de 37,5 horas, la hora remunerada de conciliación familiar y muchas otras han sido aceptadas por parte de Sanidad; también, el compromiso de trasladar al Ministerio de Sanidad y defender aquellas que son competencia estatal.

“Ha sido en las reclamaciones económicas donde se ha encallado la negociación, y ello a pesar de que, por parte de la Generalitat, se ha hecho el esfuerzo de mejorar económicamente diversos aspectos retributivos que suponen una mejora global de más de dos millones de euros”, ha indicado.

En el marco de esta reunión, según los MIR, la Conselleria ha accedido a que los MIR tengan un día de libranza por cada guardia, festivo o domingo trabajado, “pero nos siguen negando el lunes de descanso tras la guardia de un sábado, algo que ya se ha concedido en Madrid o Castilla la Mancha”.

Ha habido concesiones también por parte de la Administración en materia formativa, pero todavía alejadas de las reivindicaciones de los MIR, han indicado las mismas fuentes.

“También hemos obtenido el compromiso de que haya mejora en la supervisión de la labor de los MIR, que se asegure que cada alta lleva la doble firma, del residente y del médico adjunto; y que en todas las guardias siempre haya un especialista o alguien del personal de plantilla de urgencias”, han señalado desde el comité de huelga de los MIR.

También se ha negociado sobre la petición de bajar de cinco a cuatro la ratio de residentes por adjunto, y en la posibilidad de que los MIR no tengan que cubrirse entre ellos cuando faltan al trabajo por bajas o vacaciones, lo que genera un exceso de horas.

“A nivel retributivo se han ofrecido mejoras salariales por dos millones de euros, lo que implica una subida de 40 euros mensuales para cada uno de los 2.560 médicos residentes. Nos parece un insulto y obviamente no estamos de acuerdo”, han apuntado desde el comité de empresa.

“Nosotros hemos ofrecido opciones, aceptar esos dos millones este año si existe el compromiso de aumentar esa dotación de forma progresiva y significativa”, han agregado las mismas fuentes.

Por el momento no hay ninguna otra reunión programada.